Miles de personas marcharon el sábado por las calles de Washington y otras ciudades de los Estados Unidos para reclamar la regulación de la venta de armas luego de las últimas tragedias vividas por estudiantes en escuelas como la de Parkland.

Bajo la consigna “march for our lives”, que con un juego de palabras significa en castellano “la marcha de nuestras vidas por nuestras vidas”, los manifestantes exigieron la prohibieron de la venta de rifles de asalto a menores de 21 años.

La marcha fue organizada por el movimiento estudiantil. El 14 de febrero, Nikolas Cruz, de 19 años, abrió fuego en una secundaria de Pakland, Marjory Stoneman Douglas, asesinó a 17 personas –14 menores y 3 mayores de edad- e hirió a otras 14 personas.

Masacres como la de Parkland y discusiones terminadas a los tiros se llevan la vida de 30 mil personas por año en los Estados Unidos, según la Campaña Brady, que trabaja para prevenir la violencia con las armas.

Sólo en Washington se movilizaron 800 mil personas para pedir por la regulación de la venta de armas, según informó la cadena estadounidense NBC. También salieron a las calles en Nueva York, Atlanta, Boston, Chicago y Miami y hasta en Canadá e Inglaterra.

Yolanda Renee King, la nieta de Martin Luther King, en la marcha contra las armas

En el escenario del acto central estuvo Yolanda Renee King, ni más ni menos que la nieta de Martin Luther King, que suplicó: “Un mundo sin armas”.

La niña de 9 años, parafraseó a su abuelo, el famoso luchador por los derechos civiles de los negros, y dijo: “Mi abuelo tuvo el sueño de que sus cuatro nietos no serían juzgados por el color de su piel, sino por su personalidad”. “Yo tengo el sueño de que ya es suficiente”, dijo la niña. “Este debería ser un mundo libre de armas. Y punto”.