Martín Bustos fue detenido esta mañana por la Policía de la Porvincia de Buenos Aires a raíz del escándalo que involucra a varios juveniles de Independiente en una red de prostitución. El árbitro está sospechado de participar y conseguir departamentos para los encuentros.

El juez de línea, que recién sería indagado mañana, se encontraba en una vivienda en la localidad de Pacheco, partido de Tigre. Hasta allí arribaron los uniformados tras montar un operativo cerrojo sobre siete manzanas a la redonda, ya que según fuentes policiales el sospechoso había engañado a la fiscal sobre la direccion exacta en la que se iba a entregar.

Así lo llevaban detenido

Las víctimas serían cuatro futbolistas de la Sexta y Séptima división del club, mientras que se investiga a un jugador de la Cuarta por operar desde la pensión. La institución presentó la denuncia, luego de que uno de los menores se quebrara y contara lo sucedido.

La charla en la que el árbitro habría acordado su captura tenía una condición: que no hubiera exposición mediática. La Policía llevó a Bustos rumbo a los tribunales de Avellaneda.