La Justicia ordenó la captura internacional del árbitro Martín Bustos, acusado de prostituir menores que juegan en las inferiores de Independiente. Bustos no fue hallado en ninguno de los domicilios que frecuenta y es por eso que la Justicia ordenó su captura inmediata.

Ayer la fiscal María José Garibaldi recorrió la pensión en la que se alojan los divisiones inferiores de Independiente en Villa Domínico, y donde habrían sido captados los menores abusados, donde tomó contacto directo con los adolescentes que se alojan en el lugar.

“Se realizaron los allanamientos que tomaron estado público y se secuestró material que se va a peritar en los próximos días”, dijo la fiscal de la causa . “Quiero tomarle declaración a todos los pensionados del club, es decir, casi 60 menores”, manifestó.

Las víctimas hablarán con la fiscal asistidos por psicólogos. Garibaldi analizó que los acusados de “corrupción de menores” preferían a pensionados del club nacidos en el interior del país porque sus familias estaban lejos para contenerlos.

Por su parte, la fiscal confirmó que continúa trabajando para determinar si hay más involucrados. Hasta ahora, el único acusado conocido es el juez de línea, Martín Bustos. El jugador apuntado como el “entregador”, de 19 años, también habría sido víctima.