Se convocó a una reunión para analizar la situación provocada por las lluvias.

Junto al Intendente y miembros de su gabinete, fueron parte de encuentro representantes del Nodo Reconquista en representación del gobierno Provincial, referentes de Salud, de la Empresa Provincial de la Energía, Concejo Deliberante y de Bomberos Voluntarios.

En términos generales se expuso que las zonas más afectadas son los barrios Guadalupe (sector sur), Velódromo, Ombusal y las Ranas, La Loma, Nuevo, Chapero, Obligado, San Francisco de Asis, entre otros. Así lo informó al inicio del encuentro el Intendente Amadeo E. Vallejos, quien remarcó que los desagües están funcionan adecuadamente, al tiempo que detalló que hay tres equipos de maquinaria municipal trabajando en los puntos problemáticos para ayudar al desagote, especialmente en cunetas y canales obstruidos.

Se está trabajando en articulación con las áreas de salud, bomberos, Nodo y vecinales en la asistencia a familias que debieron abandonar transitoriamente sus hogares por el ingreso de agua. Al mediodía de hoy son doce las familias en estas condiciones. Según informa la Dirección de Emergencias Sanitarias (DIPAES) no se han atendido llamados vinculados al tema. En paralelo, ya se está articulando la entrega de raciones de alimentos, colchones y otros enseres para los vecinos afectados.

Como medida preventiva, la Empresa Provincial de la Energía ha cortado el suministro eléctrico en barrio Guadalupe Sur, Nuevo y en la torre 1 del barrio Pucará. A medida que el agua vaya cediendo se restituirá el servicio. Se pide especialmente que, quienes tengan agua en el interior de sus hogares, desconecten temporariamente la energía, para evitar tragedias mayores.

Así mismo, se han cortado los accesos vehiculares en las zonas más afectadas. En este sentido se pide a la población que respete las cintas de corte, ya que transitar por esas arterias perjudica sobremanera a los vecinos de las mismas. Por otra parte, se recomienda que los niños eviten jugar en zanjones o cunetas anegadas.

Si bien los pronósticos indican que para la tarde ya no caerían mayores precipitaciones, el equipo de trabajo está en estado de alerta, atentos a la readecuación del plan de contingencia. En caso de emergencia, comunicarse telefónicamente al 100 (Bomberos Voluntarios).

Quienes deseen colaborar con donaciones de agua mineral, alimentos no perecederos, colchones ropas y calzados, podrán acercarlos a la Estación de Bomberos Voluntarios de Reconquista (Patricio Diez y Ludueña).