El club San Martín de Burzaco se vio conmocionado por la triste noticia del suicidio de uno de sus jugadores de las inferiores. Se trata de Maximiliano Gene, de 16 años, quien fue hallado sin vida en su vivienda en Guernica, partido de Presidente Perón.

El adolescente fue encontrado ahorcado con un cable que colgaba de una viga en su domicilio, ubicado sobre la calle 135 entre 118 y 120, en el barrio La Yaya de dicha localidad. Personal policial de la Comisaría 1° de Guernica trabajó en el lugar.

La noticia tuvo un gran impacto en el club de Burzaco, quienes decretaron un día de duelo y suspendieron todos los entrenamientos de las categorías juveniles e infantiles.

“Fue algo muy duro no sólo en la parte dirigencial sino en los chicos de la institución. San Martín es un club familiar donde nos conocemos todos, donde se contienen chicos y esto nos crea un vacío enorme, un dolor en el alma. Hoy nos toca a nosotros contener a los chicos y amigos de Maxi, tratando de recordarlo donde nosotros veíamos que el era feliz. Un gran jugador que demostraba alegría al tocar la pelota” expresó Ariel Schuls, coordinador de las inferiores.

Según contaron desde la institución, Maximiliano tenía problemas familiares con su mamá, lo que le generaba una gran angustia. Por tal motivo, el joven decidió abandonar el club y, pese a la insistencia de los entrenadores para que se reincorpore este año, no volvió.

“Muchas veces vimos en Facebook que ponía cosas que daban a entender que sentía que era una molestia para la mamá. Nosotros sabíamos que tenía problemas familiares pero siempre lo conteníamos, nunca vimos una manifestación que podía tomar una decisión así”, dijo Schuls.

Tras el fallecimiento del adolescente, San Martín de Burzaco comenzó a trabajar con un cuerpo de psicólogos para contener a los chicos. “Más allá que este año no está con nosotros, muchos chicos quedaron conmovidos por lo que pasó. Se va a priorizar el trabajo en la contención de ellos, del grupo allegado a él, por sobre lo deportivo”, contó el coordinador.