Alto Verde está minada de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales. Hay controles en el ingreso al barrio, en el corazón del distrito costero y se ven patrullajes por todas partes. Sin embargo, los propios vecinos dicen que dichos esfuerzos no funcionan como ellos necesitan.

Para tratar de brindar una mejor seguridad crearon los denominados corredores seguros. Son caminos controlados por las fuerzas de seguridad. Pero al parecer no estarían funcionando correctamente.

El ejemplo más claro de la inseguridad lo viven las maestras de la escuela N° 533 Victoriano Montes en la Manzana 7, donde trabajaba Vanesa Castillo, la docente asesinada a puñaladas en la puerta del establecimiento el mediodía del 15 de febrero pasado.

Pese al conmocionante caso de la Seño Vanesa, todavía hay cuestiones vitales para solucionar. Hoy el colectivo deja a las maestras a unos 500 metros del edificio escolar y —comenzado el otoño— tienen que llegar caminando en la oscuridad, al amanecer. Y al mediodía deben recorrer el mismo camino hasta al la parada del colectivo.

En obras

Es que en la zona de la escuela Montes se está construyendo el segundo tramo de pavimento. Por ese motivo hay un gran movimiento de maquinarias, el tránsito está cortado y el colectivo de la Línea 13 desvía su recorrido. En consecuencia, las maestras tienen que bajar antes y caminar esos 500 metros para ir a dar clases. “Tampoco hay policías que las acompañen, las miran bajar del colectivo y nada más”, dijo Rosa, una vecina.

La flamante directora de la escuela Montes —tomó posesión del cargo en marzo— se ocupó de inmediato de tratar de solucionar estos problemas que afectan a los trabajadores de la institución escolar. La semana pasada participó de la reunión de la red de instituciones del barrio, que se llevó a cabo en la escuela de La Boca, y planteó ante las autoridades de seguridad la necesidad de acompañamiento.

“Después de esa reunión volvieron a aparecer dos agentes que se quedan en la puerta de la escuela, pero necesitamos que las maestras puedan llegar en colectivo hasta acá”, dijo Claudia Velázquez. Y aprovechó la oportunidad para desmentir la versión de que tras el caso de la Seño Vanesa faltan docentes y bajó la matrícula. “Todo lo contrario, tenemos más alumnos y los maestros que se necesitan”.

Reclamo

“Ya presentamos notas ante las autoridades para pedir una solución urgente al problema de los colectivos que no ingresan”, dijo Claudio Monzón, miembro de la red de instituciones de Alto Verde que funciona desde hace más de una década. Y agregó que les “traen las sobras de los colectivos que descartan otras líneas de la ciudad”. En ese sentido, finalizó diciendo: “No puede ser que pedimos mejoras y nos toman el pelo. Tampoco cumplen con el horario ni el recorrido”.

Red de instituciones

Está conformada por funcionarios del Ministerio de Seguridad, de Educación, representantes gremiales, la vecinal Pro Mejoras Alto Verde y las instituciones educativas y deportivas de Alto Verde.