El Ministerio de Seguridad de Santa Fe resolvió este viernes prohibir por cinco años el acceso a las instalaciones de Rosario Central a los cuatro socios que hicieron los ataúdes que fueron hallados en la previa al partido contra Godoy Cruz en el Gigante. Además, solicitó a la Fiscalía que se implemente una restricción de acercamiento.

La decisión también implica que los cuatro socios no puedan entrar a ningún estadio del país por el plazo establecido.

El pasado 3 de marzo, en la previa al partido que Central perdió por 2 a 1 ante el equipo mendocino la Policía secuestró cuatro féretros que estaban preparados para ser ingresados a la popular que da al Club Regatas, que habitualmente es ocupada por la barrabrava canalla.

Uno de los féretros estaba adornado con los colores de Boca y el número “12”. Otro con los de River, acompañado del número “14” (alusiones a los números con los que se identifican los violentos xeneizes y millonarios).

El tercer féretro tenía los colores rojo y negro, con una ofensa al clásico rival. El cuarto cajón, el que más llamó la atención, tenía el nombre del presidente de la Nación Mauricio Macri.