En su paso por Sin Mordaza TV, el diputado Galdeano brindó su mirada acerca de la posibilidad de encontrar consenso entre las diferentes fuerzas políticas para llevar a cabo una reforma constitucional en la provincia: “La verdad que las posibilidades existen pero todavía el proceso está en un inicio. No hay mucho tiempo porque ya después comienza la atención pública puesta en otras cuestiones como el mundial o la campaña presidencial. Van a ser hechos que si bien falta tiempo están ahí nomás. Ha iniciado el gobernador una serie de encuentros. Yo saludo que el proceso haya comenzado entre distintas fuerzas políticas, en una mesa donde se pueda conservar entre todos. No necesariamente hoy hay una mirada uniforme y creo que es bienvenido que lo podamos analizar. Todavía falta mucho, creo que estamos en un proceso que recién ha comenzado y que si bien tiene poco tiempo, no arriesgaría un porcentaje de posibilidades sobre si esto puede realizarse o no”.

“Los legisladores son los que levantan la mano y hay que juntar dos tercios y hay que consensuar el contenido de ese mensaje que se envía a la legislatura y que después discuten los organismos partidarios en conversaciones que se tengan con los legisladores y los partidos a la vez. Está demorada la convocatoria a los partidos, es una cuestión que también imagino se va a dar en los próximos días”. Explicó con respecto a un diálogo que se considera demorado.

En cuanto a los temas que se deben plantear para una posible reforma y el poco tiempo del que se dispone, dijo: “Si la reforma se limita a cuatro o cinco temas de la política va a carecer de representatividad social y creo que va a fracasar. SI lo abrimos en exceso también puede ser una caja de pandora. Hay que buscar un punto medio de entendimiento. Que sea ambiciosa en términos institucionales, que su alcance sea moderno. Hay que entusiasmar a la sociedad que está muy ajena a este debate y hay que buscar consensos en la política para que esto sea viable en los dos tercios de ambas cámaras”.

Por otro lado se refirió a la discusión de incluir el ballotage en la reforma y manifestó que lo considera viable solo para el cargo de gobernador: “No estaba en el borrador que en su momento se discutió y que después fue un mensaje del gobernador Bonfatti. No hay que descartar que ahora pueda incorporarse si hay consenso. Soy de los que piensa viable solamente para el cargo de gobernador, que la autonomía municipal debemos consagrarla en la Constitución si la reformamos y debe tener un alcance amplio, no limitativo”.

Consultado acerca de la relación entre el gobierno provincial y el nacional, y si considera que Santa Fe ha sido beneficiada por la gestión, aseguró que las quejas del gobierno provincial se deben a una mirada parcial: “Creo que Santa Fe ha sido ampliamente beneficiada. Creo que es una mirada muy parcial –la del gobierno provincial-. Es un gobierno que no se quejó durante años de kirchnerismo por no tener ninguna obra. Ahora ya vino tres veces el ministro del interior a inaugurar viviendas a Rosario y Santa Fe. Hay inversiones en infraestructura vial, la contemplación en los PPP. Creo que hay un acompañamiento de la gestión en Santa Fe, en un marco de dificultades serias producto de una situación heredada muy compleja. Pero también hay un avance importantísimo en cuanto a los aportes”.

En cuanto a su opinión con respecto a la postura del Gobernador Lifschtiz y si observa un cambio de actitud, dijo: “Creo que es mucho más inteligente la actitud de articulación y de contemplación de la situación que se vive en el país que la actitud de encerrarse en situaciones que si bien son legítimas, políticamente a veces no se pueden viabilizar en lo inmediato. Hay una mirada quizás un poco más razonable de lo que está sucediendo en la Argentina y de qué rol puede cumplir el gobierno de Santa Fe institucionalmente y políticamente en ese camino”.

“El principal desafío del gobernador entiendo que es la gestión de la provincia y no la reforma de la Constitución. Y en eso mejorar la relación con el gobierno nacional es importante. El desafío de reformar la Constitución es importante como fuerza política y creo que también tiene su entidad y es posible que forme parte de las conversaciones permanentes que existen del plano nacional con el gobernador. Desconozco si lo ha planteado o no. Y si en ese sentido es esa la motivación que ayuda a que tengamos una mejor relación y un diálogo político más aceitado bienvenido sea también”. Concluyó el diputado.