El juez en lo Comercial Javier Cosentino, que ordenó la semana pasada la intervención directa de la empresa Oil Combustibles y el apartamiento anteriores gestores, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, generó en las últimas horas otra noticia que genera positiva expectativa para los desesperados trabajadores.

El magistrado pidió a los actuales interventores de la firma, Francisco Cárrega, Liuba Lencova y Carlos Bianchi, que se abra una cuenta bancaria especial, a fin de que allí sean depositados los sueldos de los trabajadores correspondientes al mes de marzo.

De concretarse la acción, los trabajadores podrían percibir sus haberes durante la primera semana de abril.

En el día de ayer, representantes del Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles había anunciado la convocatoria a un paro nacional de petroleros para los primeros días de abril. “Sólo podría levantarse ese paro si los trabajadores cobran sus sueldos”, señalaba el dirigente Rubén “Loba” Pérez.