Piden congelar tarifas a los valores de noviembre de 2017

La diputada Giaccone presentó un proyecto para congelar las tarifas en la provincia de Santa Fe a los valores de noviembre de 2017. "Me muestran boletas que no resisten el menor análisis y esto es angustiante porque la energía es fundamental" dijo Claudia Giaccone por Cadena OH

2018-03-22 claudia giaccone
La diputada Claudia Giaccone

La diputada provincial Claudia Giaccone dio ingreso en la Cámara de Diputados de Santa Fe,, un Proyecto de Ley que establece en su art. 1°: “Déjense sin efecto los aumentos previstos para el año 2018 a las tarifas de los servicios de energía eléctrica y agua corriente, manteniéndose vigente el cuadro tarifario de ambos servicios durante todo el año 2018, a los valores imperantes en noviembre de 2017”.

La presentación se fundamenta en la necesidad de preservar el derecho de los consumidores y usuarios agua corriente y cloacas (ASSA). La primera de ellas definió un incremento de tarifas de alrededor del 36% (aplicable en partes a fines de diciembre 2017 y en febrero 2018), mientras que la otra ha solicitado un aumento de un 50% para el año 2018, que se haría efectivo en el segundo semestre.

“Nosotros creemos que hay que trabajar en encontrar otros recursos que sirvan para financiar las empresas de servicios provinciales, sin impactar en el bolsillo de los santafesinos”, dijo la diputada Giaccone. “Cuando caminamos por el territorio provincial, cosa que hago permanentemente, veo una situación de angustia en la población; y lo más común de escuchar es “no puedo pagar la boleta de luz”. No es para menos, ya que estas nuevas subas del valor de los servicios se suman a otras que vienen de años anteriores, que en el caso de la energía eléctrica ronda el 300% desde 2015 a la fecha. Por eso pedimos al Gobernador que por lo menos estos últimos aumentos se congelen y retrotraigan a noviembre de 2017″.

La legisladora continuó diciendo que “hay una situación crítica por la que atraviesan miles y miles de familias santafesinas debido a la inflación, el congelamiento de las paritarias (o el retroceso del poder adquisitivo de los trabajadores respecto de las metas inflacionarias), sumado a la desocupación cada vez más preocupante, los despidos, y hasta la falta de changas. Y estos aumentos, en servicios públicos que son verdaderamente esenciales, resultan ser lisa y llanamente confiscatorios”.

“Si la Nación no hace un cambio rotundo de las políticas macroeconómicos, pero vemos además que la Provincia suma su firma a un pacto fiscal que nos quita recursos al estado provincial y prácticamente desistimos al cobro efectivo de una deuda que tiene fallo a favor de la Corte Suprema, me parece que vamos por un rumbo equivocado”, concluye Giaccone.