El "Beto" era también conocido como el "señor de la cumbia".

La Justicia federal de Santa Fe procesó al exproductor de cumbia, Raúl “Beto” Basimiani en el marco de una nueva causa que investiga el lavado de activos a través de inmuebles adquiridos presuntamente por la venta de estupefacientes.

El dictamen fue emitido el pasado jueves 21 de marzo y estuvo a cargo del juez federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño, quien determinó procesar a Basimiani como autor penalmente responsable del delito tipificado en el articulo 303, inciso 1ª del Código Penal argentino.

El caso remonta a septiembre del 2017 cuando el fiscal Walter Rodríguez, que impulsó la causa, imputó los cargos contra el bailantero por haber adquirido propiedades con fondos provenientes de la venta de drogas.

Vale recordar, que el propio Basimiani fue condedado en noviembre del 2015, mediante un juicio abreviado realizado en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe, a seis años de prisión efectiva por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización tras comprobarse que el mismo regenteaba puntos de venta de droga en la ciudad de Santa Fe.
El procesamiento no fue solo para el “Beto”, sino también para su pareja, Angélica Soledad González, indicaron fuentes judiciales.

Los hechos que atribuyó la Justicia son en base a una serie de cotejos catastrales llevados a cabo por los pesquisas del caso en relación a dos inmuebles ubicados en el barrio Guadalupe Oeste.

En este aspecto, la pesquisa investigó por un lado la adquisición de una propiedad ubicada en Castelli al 1700 y por otro la compra de una vivienda en Mitre al 7900, ambas ubicadas en la zona norte de la ciudad.

Para la Justicia, no se condicen los ingresos lícitos declarados por la pareja y su patrimonio. Por esa razón, el fiscal Rodríguez consideró en el pedido de indagatoria que “resulta razonable que para su adquisición se valieron de la fuente ilícita de ingresos, probada en grado de certeza en el marco de los autos”.

Además de este nuevo procesamiento dictado por el juez Miño, Basimiani deberá afrontar nuevamente en el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Santa Fe un nuevo juicio ya que se encuentra imputado en una causa que detectó que el productor musical organizaba la venta de drogas desde la Unidad Penitenciaria de Coronda, lugar donde se encuentra alojado.

Aquella causa salió en 2016, cuando la División Antidrogas de la Policía Federal de Rosario allanó la celda de Basimiani –y también dos propiedades de Santa Fe– en el marco de la “Operación Gringo”, que hacía referencia a Mario Sebastián “El Gringo” Visconti, un exbarrabrava de Rosario Central que lideró una organización narco y que fue asesinado el 31 de mayo de ese mismo año en Ibarlucea, una pequeña localidad del sur provincial.