El presidente Macri recibió a Chocobar en la Casa Rosada. Imagen de archivo.

La Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional porteña rechazó una presentación de la defensa del policía Luis Chocobar y dejó firme, así, su procesamiento por el delito de homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber. El caso generó polémica porque tras el primer procesamiento, el presidente Mauricio Macri recibió al uniformado en Casa Rosada en clara señal de apoyo y luego la ministra de Seguridad, Patricia Bulrrich, habló de “cambiar la doctrina de la culpabilidad hacia el policía”.

Según publicó La Nación, la resolución fue firmada por los jueces Mario Magariños, Daniel Morin y María Laura Garrigós de Rébori, integrantes de la Sala de Turno de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correcional porteña. De este modo, todo indica que Chocobar va camino al juicio oral y público.

En febrero pasado, los jueces Julio Marcelo Lucini, Rodolfo Pociello Argerich y Mariano González Palazzo habían confirmado el procesamiento de primera instancia contra Chocobar, pero cambiaron la calificación: el uniformado pasó de estar acusado del delito de homicidio cometido por exceso en la legítima defensa a homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber.

El episodio por el que fue procesado Chocobar ocurrió el 8 de diciembre pasado, a las 8.15, en la esquina de Garibaldi y Olavarría, en La Boca cuando Juan Pablo Kukoc, y su cómplice, de 17 años, asestaron diez puñaladas al turista norteamericano Frank Joseph Wolek, para robarle dos cámaras fotográficas.

La escena fue advertida por tres vecinos que comenzaron a perseguir a ambos asaltantes. A esa persecución se sumó Chocobar, quien salía de su casa para ir a tomar el colectivo 24.

Los jueces Lucini, Pociello Argerich y González Palazzo cuestionaron cómo Chocobar resolvió la situación: si bien primero se identificó, dio la voz de alto y disparó en tres oportunidades de forma intimidatoria al aire, “al reiniciar el sospechoso su huida, el policía le efectuó otros disparos de manera directa, ingresando dos en su cuerpo que provocaron heridas que, tras dos intervenciones quirúrgicas, resultaron letales”.