Reunión entre legisladores y representantes gremiales de la Escuela Técnica de Vialidad Nacional de Santa Fe

La diputada peronista Silvia Simoncini participó de la reunión que se realizó en sede de la Legislatura provincial, junto a otros diputados de diferentes fuerzas, para recibir a docentes, padres, alumnos y representantes gremiales de la Escuela Técnica de Vialidad Nacional de Santa Fe, que plantearon su profunda preocupación por la amenaza de cierre de las mismas por parte del Gobierno Nacional.

Las escuelas de vialidad nacional fueron creadas en 1945 para formar especialistas en construcciones viales, sus docentes son ingenieros y técnicos que trabajan en esta jurisdicción y que está avalada por un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional que otorga los títulos oficiales.

En enero, las autoridades nacionales ordenaron no inscribir más alumnos para este ciclo lectivo que ya contaba con 50 inscriptos. En tanto, los docentes no cobraron sus sueldos de enero y febrero, tras lo cual el 13 de este mes por resolución de Vialidad Nacional se disuelve la planta de personal transitorio que nuclea a los maestros y se anuncia que por “irregularidades” encontradas en la gestión de la carrera, podría cerrarse la escuela. No es solo la escuela de Santa Fe la que pasa por esta situación, sino un total de 5 en todo el país que tienen una matrícula de 1200 alumnos y 300 docentes en el nivel terciario.

“Las escuelas no se cierran, ese es el núcleo del argumento que debemos sostener”, manifestó Simoncini. “Cualquier irregularidad o error, si los hubiese, debe corregirse. Pero no se puede aceptar que una carrera con especificidad técnica que incluye a adolescentes y jóvenes que ya vienen cursándola se debilite y termine cerrándose. Hoy los alumnos y docentes no saben qué ocurrirá en el presente ciclo lectivo”, aseveró la legisladora.

En la reunión, los diputados comprometieron “todo su apoyo y acompañamiento” a los reclamos y gestiones de la comunidad educativa ante el Ministerio de Educación de la provincia y la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, para evitar lo que Simoncini denominó “un verdadero ataque a la educación pública”.