En febrero la producción industrial se expandió 8,5% en comparación con el mismo mes del 2017 y tuvo un crecimiento de 5,1% anual al cierre del primer bimestre, según la consultora Orlando Ferreres. La suba desestacionalizada mensual fue de 1,5%.

El crecimiento de febrero fue superior al de enero en más de seis puntos, lo que según el informe muestra un cambio en las decisiones de paradas técnicas de las diferentes plantas sumado a que la base de comparación con un año atrás es baja.

Tras la caída de enero, el sector de Maquinaria y Equipo (31,6%) fue clave para el nivel de crecimiento industrial de febrero a raíz de los buenos resultados de la industria automotriz (62,9%).

Los sectores de Metálicas Básicas y Minerales No Metálicos (13,6%) mostraron buenos datos por segundo mes consecutivo, en línea con un crecimiento en la actividad constructora.

El rubro de alimentos volvió a posicionarse a la baja (-1,5%) principalmente por los bajos resultados de la molienda de granos, seguido del segmento de papel.