El Dr. José Ferrara, abogado de la familia Perassi, se mostró pesimista ante el deseo reiterado de “encontrar los restos de Paula”. “Se nos diluye la esperanza de encontrar el cuerpo”, reconoció, a la vez que explicó que “el inicio del juicio se demora por los reiterados inconvenientes que presentan las partes”.

¿Qué significa ello? Que las defensas de los distintos acusados reiteran pedidos y realizan reclamos legales que, en la mayoría de los casos fueron ya contestados por el propio juez de la causa, el Dr. Carlos Carbone.

“La esposa de Gabriel Strumia (principal acusado) volvió a pedir la prisión y volvió a ser denegada; se pidieron prórrogas para los que ya tienen. Las presentaciones de las distintas defensas son sistemáticas. Es un derecho, es cierto, pero se trata de pedidos que son reiterados e idénticos pese a ya haber sido rechazados. Es parte de una estrategia”, consideró el abogado, que luego sentenció: “Quieren lograr con el tiempo lo que no pueden lograr con las evidencias”.

Esta semana, el juez Carlos Carbone tomó la decisión de revocar los sobreseimientos que pesaban sobre cuatro de los policías involucrados en la causa por la desaparición de Paula Perassi. Así, permanecerán en el mismo estado de acusación a la espera del juicio.

Se trata de los agentes Gabriel Godoy, Aldo Gómez, María José Galtelli y el ex jefe de Agrupación de Unidades Especiales, Jorge Krenz, quienes continuarán imputados por “el delito de sustracción y destrucción de objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente, falsedad ideológica de instrumento público en concurso real”. De ser encontrados culpables podrían recibir multas de más de 10 años.

Los principales acusados, Gabriel Strumia, su esposa Roxana Michl,, la presunta abortera Mirta Ruñisky y el ex jefe policial Daniel Puyol están imputados por el delito de “aborto seguido de muerte con privación ilegítima de la libertad” y de ser considerados culpables podría recibir la pena de prisión perpetua.

¿Cuándo comienza el juicio?

El inicio del juicio por la causa Perassi estaba previsto, aunque no oficialmente, para este año 2018. Ese era al menos el deseo de la querella, es decir, de la familia de Paula. “Decir cuándo puede empezar el juicio es aventurado. Mientras sigan los inconvenientes se sigue dilatando”, consideró Ferrara.