Los jugadores de la Selección Argentina fueron sometidos a un control antidoping sorpresa en el predio de Manchester City por parte de la FIFA en la previa del compromiso de mañana frente a Italia. La última práctica se tuvo que postergar para la tarde.

Lo más llamativo es que se realizó en el marco de un amistoso y todos tuvieron que pasar por el análisis, a diferencia de como ocurre ocasionalmente que llaman a seis o siete futbolistas. No obstante, antes del Mundial de Brasil 2014 también ocurrió algo similar en Ezeiza.

A esta altura no se tiene en claro si va a pasar lo mismo con los jugadores italianos, que se entrenaron en su país y hasta pueden llegar a Inglaterra el mismo día del partido, ya que los separa una hora de viaje.