En muchas ciudades del mundo es común ver circular un auto eléctrico por la calle mientras que en nuestro país aquello roza la ciencia ficción. Pero todo indica que eso pronto cambiará. ¿Por qué? Se acaba de poner a la venta el primer vehículo con esa tecnología: el Renault Kangoo Z.E, que ya se puede comprar en versión furgón.

A esto hay que sumar los modelos con mecánica híbrida, que combinan un motor a explosión conotro eléctrico y resultan muy beneficiosos para uso urbano por su bajo consumo de combustible.

En España, por ejemplo, la flota de taxis está repleta de Toyota Prius. El modelo de la marca japonesa es el único con esa tecnología que hoy se puede comprar en la Argentina.

Pero parece que 2018 será el año de inflexión en la Argentina para estos modelos, según publicó Clarín. Ya son seis los modelos híbridos o eléctricos, además del Kangoo Z.E, que confirmaron su llegadaa nuestro mercado entre lo que queda de 2018 y principios del año que viene

El desembarco

¿A qué se debe esta llegada “en cadena”?

El principal motivo es empezar a introducir de a poco la tecnología que moverá a los vehículos en el futuro. Aunque aún parezca muy distante, especialmente desde la perspectiva que tenemos desde nuestro país, los planes de electrificación de gama de las marcas más populares de autos apuntan a masificarse en los próximos cinco años.

Y la otra razón es el cambio arancelario que promovió Gobierno y que se aplica a los “autos verdes”.

El beneficio se traduce en la reducción o eliminación del arancel del 35% de importación para los modelos extra-zona. Todos los vehículos importados que no hayan sido fabricados en Brasil o México (países con los que hay un acuerdo de libre comercio) pagan un 35%.

Desde mediados del año pasado, los autos ecológicos pagan menos para entrar al país. En el caso de los híbridos, la reducción va del 35% al 5% si el modelo ya llega listo para ser vendido o directamente se elimina el arancel si el auto viene completa o parcialmente desarmado y se lo ensambla en el país.

Con los eléctricos pasa lo mismo. Si se lo arma o termina de armar en la Argentina no paga arancel alguno. Pero en este caso cambia si el auto ya viene listo para ser comercializado, ya que el porcentaje se reduce hasta el 2%.

Es importante dejar en claro que a este beneficio sólo pueden acceder las marcas o grupos automotrices que cuenten con una terminal de producción en el país, aunque los modelos que traigan sean importados.

Al momento de reglamentar la medida se detalló que tendrá un tope de 6 mil autos en tres años y que el cupo para cada terminal se hará cada tres meses. En caso de que quede algún remanente se acumulará para el cupo siguiente.

Empresas como Audi y DS, que no fabrican acá pero pertenecen a grupos que sí lo hacen, Volkswagen y PSA Peugeot Citroën respectivamente, están planeando incluir este tipo de vehículos a su gama.

Audi confirmó que su estrategia se basa sólo en autos eléctricos, pero aún sin fecha de desembarco definida.

Mientras que la francesa DS apuesta a los híbridos y a los eléctricos, a partir de 2020. La marca de lujo del grupo francés tiene previsto lanzar mundialmente un modelo nuevo por año y todos tendrán una versión híbrida o eléctrica, que se reconocerán por el nombre E-Tense.

Los que se quedan completamente afuera, al menos por ahora, son los importadores. Y lo que complica aún más su situación, es que sus modelos con mecánicas “convencionales” van a tener que competir contra vehículos eléctricos o híbridos con precios similares en muchos casos. Ya que los primeros seguirán pagando el arancel de importación, mientras que los otros no.

Entre los modelos que tienen confirmada su llegada hay de todo, ya que aparecen vehículos híbridos, híbridos enchufables (que tienen una batería que permite circular una cierta cantidad de kilómetros usando sólo electricidad) y los eléctricos propiamente dicho.

La lista de modelos

Baic EX 260

Este SUV compacto completamente eléctrico es el único de los “ecológicos” que va a llegar de la mano de una empresa importadora. La marca china, que llegó a fin del año pasado a nuestro mercado, es la número uno en ventas de autos eléctricos en su país de origen, el mercado más grande del mundo.

El EX 260 tiene un tamaño y un formato similar al de un Ford EcoSport. Pero lleva un motor eléctrico con una potencia de 72 caballos de fuerza, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 125 km/h. Su paquete baterías de 38 Kw/h, según declara la marca, le permite alcanzar una autonomía de 250 kilómetros con una carga completa. Según la empresa, la recarga de las mismas demora unas seis horas.

Si bien hace un par de meses Baic había anunciado su presentación e inclusive su precio de venta (u$s40.400), lo cierto es que hasta ahora no se ha realizado ninguna venta porque el modelo aún se encuentra en proceso de homologación. Pero desde la empresa aseguraron que ese procedimiento está muy avanzado y que esperan poder ponerlo a la venta pronto.

Chevrolet Bolt

Se trata de un monovolumen compacto que también es completamente eléctrico. A no confundirse con el Volt, un modelo híbrido que la marca también vende en los Estados Unidos.

La llegada del Bolt a nuestro mercado está prevista para el primer trimestre del año que viene. Todavía no está definido su precio. Como referencia, en los EE.UU.cuesta u$s37.500, después de las ayudas estatales.

Este Chevrolet está equipado con un motor de 200 caballos de fuerza, con el que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 156 km/h. Su paquete de baterías es de una nueva generación de acumuladores de iones de litio, por eso puede lograr una autonomía de 383 kilómetros.

La recarga de sus bateríaspor cada hora en un cargador de 240 voltios se pueden recorrer 40 kilómetros. En cambio en una estación rápida de recarga, se puede lograr una autonomía de 144 kilómetros con sólo media hora de carga.

Este monovolumen compacto es un verdadero éxito en los Estados Unidos: el año pasado se vendieron más de 23 mil ejemplares y terminó como el segundo auto eléctrico más vendido, quedando por detrás del Tesla Model S, con 27.060 unidades

Fund Mondeo Hybrid

A diferencia de los dos modelos mencionados previamente, el modelo de la marca del óvalo es un híbrido; es decir, que combina un motor naftero con uno eléctrico y ambos intercalan su funcionamiento, de forma automática, en función de la demanda de potencia y del estilo de manejo.

Mostrado a modo de anticipo en el pasado Salón del Automóvil de Buenos Aires, el diseño de este modelo es idéntico al de la versión convencional. En Europa, la versión híbrida del Mondeo tiene 186 caballos de fuerza entregada en forma conjunta por ambos motores.

Este tipo de modelos híbridos son ideales para circular en circuitos urbanos y es allí en donde realmente hacen la diferencia en materia de consumo. Por ejemplo, en ciudad, el Mondeo Hybrid tiene un consumo promedio de 2,8 L/100 km. Mientras que en ruta declara unos 5 L/100 km.

Si bien no tiene todavía una fecha oficial y confirmada de lanzamiento, se espera que en la última parte del año ya esté disponible en nuestro mercado. Y otro dato para tener en cuenta será el precio, ya que la versión naftera también es importado “extra-zona” y paga 35% de arancel, algo que para el modelo híbrido será sólo del 5 %.

Mercedes-Benz GLC 350 e 4Matic9

La marca alemana será otra de las que apostará por un vehículo “verde” durante 2018. Y lo hará con una variante híbrida de su SUV mediano, el GLC. Pero no será un híbrido cualquiera, ya que además de combinar un motor eléctrico con uno naftero, cuenta con una respetable autonomía para circular únicamente con electricidad.

Gracias a unas baterías un poco más grandes que las de un híbrido convencional, a este Mercedes-Benz se lo puede enchufar a un toma corriente para cargarlas (en el SUV, el toma está sobre el paragolpes trasero). De ese modo, garantiza un uso completamente eléctrico, que puede llegar a los 34 kilómetros.

El GLC 350 e 4Matic ofrece varios modos de manejo: Hybrid, con el que los dos motores se alternan o empujan juntos de modo automático; E-Mode, cuando funciona sólo con electricidad; E-Save, que permite usar solo el naftero y conservar la carga para una posterior utilización; y Charge, que usa el motor naftero para la recarga de la batería.

En conjunto, los dos motores dan una potencia total de 320 caballos de fuerza y su llegada está prevista para los meses de octubre o noviembre. Y al igual que el caso del Ford Mondeo, el precio de esta versión híbrida estará muy cerca de la variante con motor naftero convencional, que hoy arranca en los u$s71.500.

Nissan Leaf

Se trata del auto eléctrico más vendido del mundo, con más de 300 mil unidades comercializadas desde 2010, cuando fue lanzado en mercados como Japón, Estados Unidos y Europa. Actualmente existe una segunda generación, que se mostró por primera vez en 2017 y que a fin de este año llegará a la Argentina.

La confirmación de la marca japonesa llegó con la aclaración que nuestro mercado será el primero de Latinoamérica en comercializar este modelo. Justamente la segunda generación viene con numerosas mejoras en cuanto a potencia y eficiencia de las baterías respecto del modelo precedente.
115
Ahora cuenta con un paquete de baterías de litio de mayor capacidad con el que puede ofrecer un rango de 380 kilómetros con carga completa y en condiciones ideales. El Leaf anterior tenía una autonomía de 250 kilómetros. El motor también es más potente, entrega 150 caballos de fuerza cuando el anterior brindaba 109. La velocidad máxima es de 144 km/h.

Las baterías se pueden recargar en 16 horas en una toma de corriente de 3 kW de potencia o en 8 horas si esta es de 6 kW. Pero aclara que se puede realizar una carga rápida, en la que se puede contar con el 80% de la batería en tan sólo 40 minutos.

Volkswagen Golf GTE

Como el caso del Mercedes-Benz GLC 350 e, esta versión híbrida del Golf es enchufable. Es decir, que más allá de poder alternar el funcionamiento entre los motores naftero y eléctrico, cuenta con unas baterías que permiten una cierta autonomía utilizando solamente electricidad para mover las ruedas.

Lleva un motor naftero de 1.4 litros que entrega 150 caballos de fuerza y otro eléctrico que da 102 caballos; la potencia total del conjunto propulsor alcanza los 204 caballos de fuerza. Este dato no es menor ya que la marca alemana también le ha impreso un carácter deportivo a este modelo.

Los datos oficiales de Volkswagen indican que se pueden hacer 50 kilómetros sólo con electricidad, según lo homologado (eso hay que traducirlo en poco menos de 40 kilómetros en un uso normal). Una vez agotada sus baterías, se pueden recargar por completo en 3,45 horas si se lo enchufa en un toma corriente hogareño.

Los otros modos de conducción permiten un uso normal (intercalando el funcionamiento de ambos motores), uno de ahorro de electricidad (se usa sólo el naftero y se preserva la energía eléctrica para otro momento, en el ingreso a una ciudad, por ejemplo) y otro de recarga de baterías (se usa el motor naftero para impulsar las ruedas y para recargar las baterías).

Hay una opción más, la GTE-Mode. En la que los dos motores “entregan todo” para mejorar el rendimiento deportivo de este Golf. Su llegada está prevista para julio de este año y su precio se posicionaría un poco por encima de la versión GTi, en un valor cercano a los u$s55 mil.