En medio del escándalo mundial por la fuga de datos de Facebook, el máximo responsable de la red social, Mark Zuckerberg, anunció que la firma investigará a “todas las aplicaciones que accedieron a grandes cantidades de información” antes de 2014, admitió que se cometieron errores y al mismo tiempo aseguró que ampliará sus restricciones a desarrolladores para evitar “abusos”.

Zuckerberg se pronunció así en un texto en su perfil de la plataforma tras la polémica filtración de datos de unos 50 millones de usuarios a la consultora británica Cambridge Analytica, vinculada con la campaña electoral de 2016 del actual presidente de EE.UU., Donald Trump.

Leer más:

Por el escándalo, Facebook perdió US$ 40 mil millones, el equivalente a dos tercios de las reservas del Banco Central

“Cometimos errores y hubo una brecha de confianza con la gente”, señaló el creador de la plataforma, que en los últimos días quedó e el ojo de la tormenta luego de una investigación de The New York Times y The Observer, que reveló el presunto saqueo de los datos privados de 50 millones de usuarios de Facebook y su uso con fines electorales por la compañía Cambridge Analytica, contratada por el equipo de campaña de Trump.

“Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, y si no podemos, entonces no merecemos darles un servicio”, dijo Zuckerberg, en un largo comunicado publicado en su perfil.

I want to share an update on the Cambridge Analytica situation — including the steps we've already taken and our next…

Posted by Mark Zuckerberg on miércoles, 21 de marzo de 2018

Entre las demandas de explicaciones por parte de legisladores estadounidenses y británicos y el escrutinio hacia las políticas de Facebook, la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. también inició una investigación, que le podría costar a la plataforma creada por Mark Zuckerberg una multa millonaria.

El castigo a la red social no se limita solo a sus usuarios y a las autoridades: este lunes, los inversores estuvieron vendiendo sus títulos en Wall Street hasta el punto que casi cayó un 7 %, borrando sus ganancias del año.

Borrar el perfil de Facebook es una acción que no pocos usuarios se plantearon alguna vez, pero tras conocerse la filtración de datos de la red social a una consultora vinculada a la campaña del presidente de EE.UU., Donald Trump, toma ahora forma de movimiento, con etiqueta incluida: #deletefacebook.

La propuesta de “borrar Facebook” está sumando seguidores en su rival Twitter, donde miles de usuarios expresan preocupación por su privacidad y debaten sobre los retos que supone abandonar una de las redes sociales más utilizadas del mundo, en la que muchos vertieron sus datos desde hace años.