Cecilia Carranza volará este viernes a Europa para competir el mes próximo en dos regatas que forman parte del calendario oficial 2018 de la clase Nacra 17, que tendrá su máxima cita en el campeonato mundial de clases olímpicas a disputarse en julio próximo en Dinamarca, donde el catamarán argentino buscará la clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

El plan para Cecilia y Santiago Lange pasa por participar en primera instancia en una de las competencias más tradicionales del mundo náutico: la Copa Princesa Sofía en aguas de Palma de Mallorca, España, que se disputará del 2 al 7 de abril próximo. Será la 49° edición de este evento y hasta el momento se registra un importantísimo número de inscriptos que alcanza los 48 catamaranes.

Después de Palma de Mallorca vendrá el turno de competir en la tercera fecha de la Copa del Mundo en aguas de la localidad de Hyeres, Francia, aunque previamente la dupla argentina permanecerá unos días entrenando en Barcelona hasta la fecha del evento, programado entre el 22 y 29 de abril.

Cabe recordar que el barco campeón olímpico en Río 2016 tuvo un muy buen arranque de año navegando en aguas de la bahía Biscayne, en el sur de Estados Unidos, donde se adjudicaron la regata preparatoria a la segunda Copa del Mundo, evento en el que clasificaron segundos.

De acuerdo a su planificación anual, terminadas las dos competencias europeas la rosarina regresará al país para seguir con su preparación que apunta a conseguir un lugar en Tokio 2020, alcanzando de esta forma su cuarta participación olímpica.

Crédito de la foto: Objetivo Tokio.