El lunes comenzó a funcionar la unidad móvil veterinaria impulsada por el ahora concejal Emilio Jatón y que permitirá que vecinos de más de 20 barrios de la ciudad accedan a la castración gratuita de sus mascotas. La iniciativa apunta a promover la tenencia responsable, cuidar la salud de los perros y gatos -callejeros y domésticos- y prevenir enfermedades.

“Esta es una iniciativa que impulsamos desde 2016, cuando era senador, porque entendemos que es una necesidad de la población. Es un servicio que mejora la calidad de vida de los vecinos porque muchas familias quieren ejercer una tenencia responsable de sus mascotas pero no tienen el dinero para acceder a este tipo de controles e intervenciones”, remarcó Emilio Jatón.

Entre el 19 y 29 de marzo, la casilla de castración estará en el Club Nuevo Horizonte –Beck Bernard y Pedro Espinosa– y atenderá lunes, martes y jueves de 14 a 17. Para acceder a los procedimientos es necesario solicitar turno previamente en la sede del mismo club en los horarios mencionados.

“Nos parece muy importante realizar un aporte concreto al control de la población canina y felina en la ciudad. Es una solución definitiva y ética. Además es una oportunidad para que las familias accedan a otras prácticas como desparasitación y vacunación de sus animales. Además, queremos que tengan información certera sobre cómo cuidarlos mejor”, expresó Jatón.

Y concluyó: “Por eso nuestro objetivo es llegar a más de 20 barrios de la ciudad y alcanzar a unas 6.000 familias. También tenemos previsto realizar jornadas especiales donde más vecinos puedan acceder a este procedimiento de forma gratuita”.

Para acceder a la esterilización

Además de solicitar previamente el turno, los dueños de los animales -machos o hembras- que serán sometidos al procedimiento deben tener en cuenta la siguiente información:

Se puede castrar perros y gatos desde los 6 meses de edad.

Antes de la castración el animal debe hacer ayuno de sólidos y líquidos durante 12 horas.

Es necesario llevar una manta para cubrir al animal mientras está anestesiado porque le baja la temperatura corporal.

Luego del procedimiento la mascota deberá ser cargada o llevada en una jaula, carretilla, carro o vehículo porque seguirá bajo los efectos de la anestesia.

Después de la cirugía el animal requerirá de dos días de recuperación en un lugar abrigado y limpio para evitar infecciones.