La ministra de educación de la provincia, Claudia Balagué

“Esperamos que todos los gremios docentes puedan aceptar esta oferta salarial del gobierno porque es la última oferta”, afirmó hoy la ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, al referirse a la propuesta de incremento de sueldo que ayer recibieron no sólo los maestros sino todos los empleados estatales santafesinos.

En la reunión realizada, ayer el gobierno provincial propuso un incremento salarial del 18 por ciento, a pagar en dos tramos del 9 por ciento cada uno, en marzo y en agosto. Además, se aplicará una actualización automática por inflación, también llamada cláusula “gatillo”.

La propuesta conocida ayer es sensiblemente superior a la que formuló el gobierno a principios de mes cuando tiró sobre la mesa de discusión 16,5 por ciento de aumento, más cláusula de revisión.

Balagué sostuvo que “si esa oferta es aceptada, nadie cobrará los incrementos salariales. Hasta que la oferta no sea aceptada, no podemos depositar el incremento salarial del mes próximo”.

Balagué afirmó que “no hay margen” para mejorar la oferta. “Es el límite absoluto. No hay ninguna posibilidad de aumentar. Se hizo un enorme esfuerzo. Está por muy encima de otras paritarias. Muchas incluso sacaron la cláusula gatillo y en Santa Fe la sostuvimos”, agregó la funcionaria.

“Puede suceder que si no es aceptada, no se cobre ningún aumento salarial. Esto nos preocupa con los docentes porque el resto de los empleados estatales van en camino a aceptar. Esto tienen que salir bien con las asambleas y votaciones en las escuelas”, añadió.