Eduardo López, secretario de gobierno de Rafaela

Las estadísticas viales en la ciudad muestran que el aumento en los operativos de control genera un impacto positivo en la conducta de motociclistas y automovilistas, alcanzando un descenso en el nivel de infracciones registradas.

Según un informe elaborado por la Secretaría de Gobierno y Ciudadanía, durante los últimos tres meses, el Municipio incrementó sensiblemente la cantidad de operativos en las calles de la ciudad, logrando como resultado la disminución de la cantidad de infracciones.
Los detalles de este relevamiento fueron presentados ayer en el Concejo Municipal, donde sus integrantes pudieron conocer la manera en que el Municipio viene trabajando.

La exposición estuvo a cargo del secretario de Gobierno y Ciudadanía, Eduardo López (convocado por el proyecto de ordenanza de Mársico sobre el uso del casco y de la ordenanza de Mi Primera Licencia), quien puso a consideración de los ediles un mapa referencial donde están señalados los puntos de la ciudad donde se realizaron operativos, y donde queda en evidencia la presencia de los controles en cada barrio de la ciudad.
El análisis realizado tuvo en cuenta lo ocurrido durante los trimestres de diciembre, enero y febrero, tanto el de este año y como el anterior. En total, hubo 594 controles en 2017/2018 contra los 433 de 2016/2017, lo que representa una suba del 37% en la cantidad de controles.

En la franja horaria donde más se aumentó la presencia de los operativos fue por la noche. En relación al mismo período del año anterior, los controles nocturnos crecieron un 189%, y un 47% más los controles vespertinos; mientras que disminuyeron los controles en horarios matutinos.

Teniendo en cuenta que cada acta labrada significa la presencia de una o varias irregularidades detectadas en el vehículo o conductor, de diciembre de 2016 a febrero de 2017, se labraron un total de 5.122 actas. De diciembre de 2017 a febrero de 2018, esa cifra se ubicó en 4.551, representando un descenso del 11,1%.

En cuanto a la cantidad de infracciones, incluidas en cada acta, también se detectó una importante disminución. En los motociclistas, en el trimestre anterior hubo 6.371 infracciones, contra las 5.893 del trimestre más reciente. Aquí la baja es de un 7,5%, mientras que en los automovilistas fue del 6,8% (454 infracciones contra 423).

Una de las pocas variables del informe en donde se muestra un aumento, fue en el nivel de retenciones de vehículos. En este sentido, se muestra un endurecimiento de las medidas orientadas a prohibir la circulación de los vehículos que no presentan las condiciones óptimas para poder hacerlo. El incremento en este punto fue del 17% (350 del trimestre pasado a 411 del presente año).

Entre los motociclistas, la infracción más frecuente fue el no uso de caso. En los últimos tres meses, se detectaron 2.143 casos (un 13% menos que en el mismo trimestre del año anterior). En el detalle del resto de la tipificación de infracciones se destacan los casos positivos de alcoholemia.

En este caso, teniendo en cuenta el aumento que tuvieron los controles nocturnos, también se registró una mayor cantidad de casos, si se compara con el trimestre del año anterior. Algo similar ocurrió con los automovilistas. En 2016/2017 hubo 15 casos positivos de alcoholemia, mientras que en 2017/2018 fueron 48.

Finalmente, durante el trimestre analizado, el mes donde más controles se realizaron fue febrero de 2018, con 216 operativos de control (casi el doble de lo ocurrido en febrero de 2017). En consecuencia, este mismo mes se presentó como el mes con menos actas labradas, con un total de 1.386.