Mientras el juicio contra “Los Monos” llega a su instancia final, una narcotraficante de Rosario podría salir de la cárcel. Se trata de Rosa Selerpe (43), suegra de Alan Funes, el joven de 19 años que enfrentaba que lidera la guerra contra la familia Camino para adueñarse de los negocios espurios en un sector de la “Chicago argentina”. Su papá Froilán Francisco Selerpe fue detenido en 2007. Murió tiempo después. Su hermano Domingo “Mingo” Selerpe fue acribillado en 2010 en un tiroteo en el que también murieron sus dos atacantes. Su exyerno Matías “Negro” Medina recibió en 2015 seis disparos mortales en la puerta de su casa. Su hija Jorge Selerpe -junto a Alan- fue apresada el 23 de enero en el Fonavi. Su otro hermano Jorge “Negro” Selerpe, alguna vez arrestado por venta de drogas, fue asesinado el 3 de febrero por dos sicarios.

El Servicio Penitenciario Federal (SPF) incluyó a Rosa en la lista de “internos sugeridos” para que los jueces decidan si pueden gozar de la libertad condicional o la prisión domiciliaria como una manera de atenuar la sobrepoblación en las cárceles.

Selerpe cayó el 23 de mayo de 2017 en la Operación Los Miserables junto a otras doce personas luego de que 150 efectivos de la Policía Federal (PFA) irrumpieron en los barrios de La Tablada y República de la Sexta. Todavía no cumplió un año en la cárcel de mujeres de Ezeiza.

La Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal resolvió el 28 de septiembre de ese año rechazar el pedido de prisión domiciliaria. Ahora, sin embargo, el SPF le propuso al Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de Rosario reconsiderar ese beneficio.

No es la única narcotraficante de la lista del Gobierno. TN.com.ar accedió a los legajos de otros 38 presos -con y sin condenas- por violar la Ley 23.737 de Estupefacientes en diferentes partes del país.

En la lista figuran desde Luis Alberto Villalba, hermano de Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, el líder de una banda que en 2011 quiso ser intendente de San Martín, hasta Argemiro Sierra Pastrana, que el 4 de marzo fue extraditado a Colombia, tras estar preso 11 años en Estados Unidos y 5 años en la Argentina.

La inclusión de narcotraficantes en la lista podría provocar un conflicto entre el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Mientras el SPF, bajo la égida del ministerio de Justicia, diseñó una alternativa para reducir la sobrepoblación en las cárceles, las fuerzas de seguridad detienen día tras día a jefes, dealers y soldaditos.