La secretaria de Desarrollo Estratégico y Resiliencia del Gobierno de la Ciudad visitó "Soluciones en Panificación"

En calle Seguí al 1700, en barrio Candioti, se encuentra “Soluciones en Panificación”, un emprendimiento de tres amigos que nació en 2014 y desde entonces busca expandirse. Hasta allí llego la secretaria de Desarrollo Estratégico y Resiliencia del Gobierno de la Ciudad, Andrea Valsagna, para acercarles las herramientas del Municipio y además para conocer sus inquietudes y proyectos.

“Estas visitas son muy alentadoras. Como siempre hablamos con José (Corral) es importante conocer las necesidades y los sueños que tienen los emprendedores santafesinos. Hay muchos en la ciudad, no los conocemos a todos, por eso estamos visitando a algunos de estos proyectos que son buenos ejemplos para la ciudad. Gente joven, que tuvo una idea, y que se animó a pesar de que muchos les dijeron que no iba a ser posible”, manifestó la funcionaria tras un breve encuentro con Leandro e Ignacio Baldo y Ladislao Rodríguez, los impulsores de la idea.

Más adelante, Valsagna dijo: “Desde el municipio los ayudamos a formar parte del registro de emprendedores con la capacitación de manipulación de alimentos, pero después la vocación y la fuerza la ponen ellos, y hoy es un emprendimiento que está pensando dar un salto, en transformarse en un negocio que empiece a crecer y esa es la ciudad que queremos”.

Y luego expresó: “Estamos muy entusiasmados en conocer estos emprendimientos que en este caso está vinculado a la panificación pero gourmet, un mercado que está creciendo en la ciudad”.

Destacó también que este emprendimiento está ubicado en Candioti que “es nada menos que la zona que los últimos años ha crecido en negocios y gastronomía, y es lo que además nos transforma como uno de los atractivos turístico de la ciudad”.

“Por eso valoramos cuántas cosas genera una idea que se le ocurrió a un grupo de amigos en decir por qué no encaramos una empresa, llevamos a cabo un emprendimiento y ojalá con ellos crezca la ciudad, que empiecen a contratar personal y consolidarse como empresa”, destacó la funcionaria municipal.

Luego destacó el acompañamiento del Municipio en este proceso: “Cuando inauguremos el Club de Emprendedores va a ser ese el lugar de encuentro para que transmitan su mensaje, sus posibilidades, que lo que ellos pudieron hacer se contagie y lleven a cabo sus propuestas”, agregó.

Club de Emprendedores

Andrea Valsagna destacó la importancia del rol del Club de Emprendedores: “Lo primero es tener un lugar donde puedan acceder a información de calidad y oportuna para llevar a cabo un emprendimiento, y es lo que estamos llevando a cabo con el Club de Emprendedores que va a funcionar en el ex Liceo Municipal. Será el lugar para todos los emprendedores que ya están o los que empezaron y no saben cómo seguir, y la idea es darles un acompañamiento”, dijo la secretaria de Desarrollo Estratégico y Resiliencia.

Siguiendo esta línea agregó que “la otra cuestión tiene que ver con facilitarles los trámites de habilitación de empresas y negocios; es algo que también estamos trabajando y vamos a transformar en virtual, pero requiere de una asistencia personalizada. Por eso nos llevamos las inquietudes y así reorganizar los equipos municipales para poder brindar un buen servicio”.

Los soñadores

Leandro y su hermano Ignacio, junto a Ladislao, gestaron este proyecto. “Somos amigos de la secundaria y nuestro proyecto Soluciones en Panificación nació con la idea de seguir juntos porque estudiamos carreras distintas pero queríamos trabajar juntos. Al principio fue un hobby y después fue tomando impulso y llegó a un punto donde hubo que prestarle atención porque tenía la posibilidad de crecer”.

Luego agregó: “Conseguimos un local e infraestructura y nos dedicamos a la panificación para bares, restoranes y hoteles, de tipo gourmet, y en estos momentos estamos enfocados en consolidarnos y constituirnos como una empresa en la ciudad y la región que haga éste tipo de productos”.

Antes de finalizar, uno de los hermanos Baldo dijo a modo de mensaje: “Se puede pero a veces hay que sortear determinados obstáculos. Tuvimos varias etapas donde decíamos que no iba más pero aparecía algo que nos hacía seguir y hoy tenemos una cartera de clientes importantes dentro de la ciudad y ya estamos más tranquilos y con ganas de seguir creciendo”.

Por último destacó la importancia del Club de Emprendedores y la ayuda del Municipio en el registro: “E”so nos permitió expandirnos y crecer como marca. Hoy salimos con un mejor producto y podemos competir en el mercado”, finalizó Ignacio Baldo.