Manifestación contra los tarifazos de la EPE en Venado Tuerto.

En la oportunidad fueron cerca de 150 personas las que se acercaron a la esquina de Mitre y Belgrano para reclamar que se retrotraigan los aumentos y principalmente pidieron que algún funcionario de la Cevt “diera la cara”. Petición que no fue respondida y provocó que los manifestantes terminarán increpando verbalmente a los concejales presentes y hasta existieron algunos empujones, que no pasaron a mayores, que recibió el presidente del cuerpo, Fabián Vernetti. Al final las agresiones fueron hacía empleados que se retiraban de su trabajo y tuvo que mediar la policía para que no se complique aún más la situación.

A las 12 en punto, tal como estaba estipulado, se comenzó a congregar gente y también llegaron al lugar la mayoría de los concejales (otra vez el ausente fue Francisco Paris) y representando al Municipio volvió a acercarse, el ahora director de Formulación y Evaluación de Proyectos Municipales, Germán Mastri. La nota de color la dieron un grupo de jóvenes y niños integrantes de una murga barrial que llegaron acompañados con sus tambores y le incorporaron ritmo al encuentro.

Así la manifestación comenzó tranquila con “minireuniones” que se daban en distintos espacios con concejales y vecinos que exhibían las abultadas boletas recibidas. Pero esa tranquilidad empezó a desaparecer cuando pasaban los minutos y ningún miembro de la Cevt se asomaba de un edificio que permanecía con todas sus puertas cerradas. El primer planteo de las personas que estaban protestando fue la intención de entregarle a algún representante de la entidad un petitorio al respecto, de hecho los ediles ofrecieron ser mediadores y comenzaron con sus celulares a tratar de comunicarse con alguno de ellos. Por supuesto todos los intentos fueron en vano y no se logró el cometido.

De esta manera posteriormente los vecinos empezaron a “agarrársela” con los concejales y a reclamarles verbalmente su responsabilidad sobre el tema. Hasta en un momento uno de los presentes, visiblemente exaltado, se abalanzó sobre un sorprendido Fabián Vernetti y tuvieron que participar otras personas para poder separarlos.

Nada parecía calmar los ánimos y los legisladores intentando dar una muestra de unidad subieron las escalinatas de la entrada principal del edificio para dirigirse a los manifestantes y tratar de explicarles la situación. Entre otras cosas informaron que habían decidido presentar el recurso de amparo (ver nota anterior) y detallaron la situación del contrato de concesión. A esta altura no había explicación que sirviera y la respuesta fue unánime, solo le reclamaban a los gritos que actúen para bajar las tarifas.

De todas maneras, luego de varias discusiones consensuaron una reunión en la sede del legislativo local para el próximo miércoles a las 19.30.

Finalmente cuando todo parecía empezar a calmarse un grupo de empleados de la Cevt, que habían culminado su jornada laboral, se retiran del edificio y ahí comenzaron otra vez los gritos y agresiones verbales. Hasta volaron algunos huevos y tuvo que intervenir la policía (también fueron blanco de insultos) realizando un cordón para permitir la salida de los trabajadores.