Vallejos, intendente de Reconquista, Lifschitz, goberndor de Santa Fe y Baclini, fiscal general de la provincia.

El gobierno de Santa Fe, el Ministerio Público de la Acusación y la Municipalidad de Reconquista firmaron este lunes un convenio de cooperación para la implementación del Dispositivo de Abordaje Territorial de Violencias.

El acto se desarrolló en el Centro Cívico de la Región 1, donde el gobernador de Santa Fe sostuvo que “esto formaliza un trabajo que veníamos desarrollando, que tiene un recorrido un poco más extenso en otras ciudades de la provincia y que hoy traemos a Reconquista. Se trata de una nueva forma de abordar los fenómenos de la violencia y de la inseguridad urbanas: flagelos de las ciudades modernas -particularmente de América Latina- donde, afortunadamente, la Argentina está todavía muy lejos de la realidad de otros países como México, Brasil y Colombia”.

“Abordar de manera adecuada y exitosa esa realidad y encauzarla positivamente no es factible con respuestas fáciles o medidas de corto plazo. Por el contrario, requieren de análisis complejos y soluciones integrales y eso es lo que estamos proponiendo desde la provincia. No solamente mejorar la presencia y la intervención policial en la calle, sino en las tareas preventivas y de investigación criminal”.

“Con la policía no alcanza. Necesitamos una justicia eficiente y eficaz y un Ministerio Público de la Acusación (MPA) con capacidad para intervenir y desarticular las organizaciones delictivas; para establecer las penas adecuadas; y para llevar los procesos hasta sus últimas consecuencias. Y esto también ha sido un avance muy importante en Santa Fe”, destacó Lifschitz.

LOS JÓVENES

Lifschitz instó a “tener una mirada social: entender la realidad de los jóvenes que viven en situación de vulnerabilidad social, de violencia, que son víctimas de violencia durante buena parte de su vida y, cuando llegan a la adolescencia, esa violencia que absorbieron explota convirtiéndolos a veces en víctimas y otras en victimarios. Y la solución a esa problemática no pasa solamente por la parte punitiva sino, fundamentalmente, por la reinserción social y por tratar de evitar que miles de jóvenes ingresen en ese camino que muchas veces no tiene retorno”.

“Para eso planteamos esta mesa multiagencial, para poder hacer ese análisis complejo e intercambiar las distintas miradas desde la Justicia, desde las fuerzas de seguridad, desde las áreas sociales de la provincia y, especialmente, desde el municipio, que es el nivel del Estado que está más cercano a las problemáticas de los barrios para, conjuntamente, encontrar mejores planes”.

“Creo que vamos avanzando por un buen camino. Quizás estas propuestas no tengan un efecto inmediato para Reconquista, pero no tengo dudas de que en el mediano y largo plazo es el camino que tenemos que transitar para lograr soluciones duraderas en el marco del Estado de Derecho para reducir los niveles de violencia y de inseguridad. Creo que es un buen ejemplo de articulación de los poderes Ejecutivo y Judicial junto con el gobierno local para lograr un objetivo común”, puntualizó el gobernador.

ACTUACIÓN DE LOS PODERES DEL ESTADO

Por su parte, el fiscal general del Ministerio Público de la Acusación, Jorge Baclini, expresó: “Este convenio formaliza algo que es muy importante en la articulación de los distintos poderes del Estado, porque genera una política de intervención en un problemática compleja que es la que termina en delito”.

“Esto permite distintos niveles de intervención -añadió-, por eso es importante que la Municipalidad como el Poder Ejecutivo a través de distintos ministerios (Desarrollo Social, Justicia y Seguridad) con el Ministerio Público de Acusación, podamos articular políticas que nos van a reflejar cuáles son las problemáticas de esta región”.

INCLUSIÓN

En tanto, el coordinador del Nodo Reconquista, Raúl Medina, afirmó que “estas políticas son las que el Estado debe fortalecer” y remarcó “la fuerte decisión política del gobernador de Santa Fe de que la paz y la tranquilidad de nuestra ciudad, pueblo y provincia vendrán desde la inclusión de los jóvenes y no desde la persecución penal, que también es necesaria llegado el caso, pero agotándose todas las instancias a través de la capacitación y la vinculación con todas las organizaciones sociales que trabajan en los barrios”.

Medina aseguró que “los logros son muy importantes en la región con el programa provincial «Nueva oportunidad»: se nota, se palpa la diferencia en los barrios donde se está abordando en un antes y un después, en un trabajo coordinado con el municipio también”.

A su turno, el intendente de Reconquista, Amadeo Vallejos, manifestó que “celebrar este convenio es una formalidad de algo que hace un tiempo que se viene realizando e interactuando entre los distintos actores que tenemos que ver en las diferentes problemáticas”.

“Allí es donde hoy nos vemos obligados a redoblar los esfuerzos porque las problemáticas siguen estando, y es ahí donde estas herramientas nos van a permitir llegar a esas personas, para poder trabajar con ellas y contar con la oportunidad de rescatar a muchos ciudadanos que muchas veces no tienen oportunidades y terminan delinquiendo”, puntualizó.

CONVENIO Y AUTORIDADES

Mediante el convenio, se asumió el compromiso desarrollar en forma conjunta acciones tendientes a implementar el Dispositivo de Intervención Multiagencial de Abordaje Territorial de Violencias.

Estuvieron presentes, además, los ministros de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, y de Medio Ambiente, Jacinto Speranza; el senador provincial Orfilio Marcón; el secretario de Coordinación y responsable del Plan Del Norte, Sergio Rojas; el coordinador de la Región 1 – Nodo Reconquista, Raúl Medina; y la diputada provincial Stella Yacuzzi, entre otros.