La planta que Pampa Energía posee en Puerto San Martín es otra de las perjudicadas por la parada obligada de la producción en la Refinería San Lorenzo, ya que se nutria, para su proceso productivo de nafta de alta calidad de la destilería sanlorencina. Es por esto que la empresa se encuentra obligada a comprar nafta virgen de otras refinerías, en la mayoría de los casos del exterior.

El arribó de este buque al muelle de la empresa del empresario kirchnerista no hace más que ratificar la viabilidad de la refinería San Lorenzo y su estratégica terminal fluvial.