La sequía sigue complicando al sector agropecuario de algunas provincias como Santa Fe y puede ocasionar cuantiosas pérdidas de soja y maíz en la próxima cosecha. Ante esto, el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, anunció que el Banco Nación tendrá papel preponderante en la asistencia a los damnificados.

“El desafío de transformar el diagnóstico en acción. Estamos trabajando con las entidades del campo, y con la industria aseguradora, para ver qué tenemos que hacer o qué podemos hacer para que se incremente la oferta de diferentes seguros”, indicó.

El expresidente de la Sociedad Rural agregó que la iniciativa gubernamental apunta a “que el productor pueda tener una prima accesible y pueda asegurar lo que pone en riesgo todos los años y en el caso de que haya un problema climático poder cobrar el seguro y seguir trabajando”.

“La mayoría de los productores es absolutamente consciente de los riesgos que asume cuando va a sembrar o cuando encara una actividad productiva; hay dos riesgos importantísimos que son el climático y el de mercado”, concluyó.