El Ministerio de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), realizó inspecciones en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe. Se dispuso la inhabilitación de más de 110 toneladas de lácteos por falta de inscripción en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA).

En la provincia de Santa Fe se procedió a la interdicción de más de 7.200 kg de quesos de distintos tipos en los departamentos de Castellanos y Las Colonias. Los operativos fueron realizados con el acompañamiento de las autoridades sanitarias provinciales, de la Subsecretaría de Fiscalización Alimentaria bonaerense y de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL), que evaluaron también las condiciones higiénico sanitarias de las plantas visitadas.

En tanto, en procedimientos realizados por personal de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario en la provincia de Buenos Aires, se prohibió la comercialización de más de 104.000 kg de productos lácteos, compuestos por 84.000 kg. de masa para elaborar mozzarella y 20.000 kg. de quesos de distintos tipos. Cabe destacar que 96.000 kg. de estos, fueron retenidos en una sola e importante láctea del partido de General Las Heras y los 8.000 kgs. restantes se hallaron en los partidos de Suipacha y San Vicente.

Las acciones se realizaron en el ámbito de la Resolución 21/E 2017, que determina que los establecimientos elaboradores de productos lácteos deben inscribirse en el RUCA. En este sentido, es digno de destacar que debido al plan de simplificación de trámites que viene llevando adelante el Estado Nacional, la matriculación para todas las categorías de la industria láctea, es online. Además, es gratuita para las plantas que operan con hasta 10.000 litros de leche diarios.