El tema fue propuesto por la concejala del Partido Obrero, Jorgelina Signa y aprobado en el Concejo Municipal. La edil informó que “el proyecto avala a dos compañeras trans mujeres por año, y las primeras ya se incorporaron este año”.

Desde ahora, de la Capitán Bermúdez es una de las pocas Municipalidades en donde figura este cupo por medio del cual, meses atrás se incorporó una trabajadora trans y en las últimas semanas, una más que desempeña tareas en el CIC, dependiente de la Secretaría de Salud.

La concejala Signa indicó que “fue un logro y una alegría inmensa. Hemos presentado innumerables proyectos como bloque de la izquierda por el cupo trans y esto abre una polémica, porque más allá de que es un sector pequeño, lo es porque tienen un promedio de vida de 35 a 40 años, un sector excluido de toda obra social e inclusive discriminados desde muy joven, incluso por la propia familia” y agregó: “el tema más importante de todo es que el problema del cupo trans es un logro de la comunidad de la diversidad sexual y esto ha traído muchos debates en el interior del Concejo”.