En el marco de la VII Asamblea de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel) que se realizó en Buenos Aires, los delegados de 19 países acordaron eliminar los cargos adicionales al usuario por los servicios de roaming o itinerancia, como se define la capacidad de obtener cobertura celular de voz y datos en distintos países.

El acuerdo, inscripto en la denominada Declaración de Buenos Aires, se logró tras un debate de tres días. “Como Estados tenemos el deber de generar las condiciones para que los ciudadanos se comuniquen sin barreras”, señaló Andrés Ibarra , ministro de Modernización argentino, uno de los impulsores de la iniciativa.

La medida tiene un antecedente cercano: el de la Unión Europea, que eliminó el cobro de roaming entre sus países miembro en junio de 2017. Como consecuencia de esto, el porcentaje de viajeros que usaron datos móviles en el extranjero dentro del mercado común europeo con la misma frecuencia que en sus países creció del 15% al 31%, reportó El País.

Los Estados miembro de la Citel también se comprometieron a impulsar el despliegue de infraestructura, fomentar “una continua innovación tecnológica” junto a marcos regulatorios que “propicien la inversión” y “la mejora de la calidad y la diversidad de los servicios” y trabajar en acciones regionales de inclusión que permitan disminuir la brecha digital.

Además, acordaron promover el desarrollo de un mercado regional que facilite “a las personas y a las empresas el comercio a través de infraestructuras y servicios digitales seguros y confiables” y “fortalecer la ciberseguridad, la protección de datos personales, el uso seguro y responsable de las TIC y la protección de la infancia en línea.”

En el marco de este encuentro, que se extendió del 13 al 15 de marzo, el país asumió la presidencia del Comité Directivo permanente de la Citel. Miguel De Godoy , presidente del Enacom (Ente Regulador de Comunicaciones de Argentina), estará a cargo de liderar las políticas regionales en esta materia por el período 2018-2022.