Luis Peláez Gamboa, presidente de ADEFA, adelantó en una entrevista concedida a Ámbito Financiero que están elaborado un estudio sobre la reforma tributaria y que se lo presentarán al Gobierno.

– ¿Considera que la rebaja impositiva es lenta?

Luis Peláez Gamboa: Es muy posible. En esto hay que entender la política de gradualismo que lleva el Gobierno. Nosotros, como fabricantes, quisiéramos tener respuestas más rápidas. Estamos terminando el análisis.

– El análisis toma lo que se hizo hasta ahora y lo que se va a hacer para bajar la presión tributaria del sector que es del 54 por ciento.

LPG.: Sí, claro. Hay una propuesta con la nueva reforma fiscal de cambios en impuestos como Ingresos Brutos, tasas, a los débitos y créditos. Esa reforma muestra una reducción. Lo que estamos haciendo es un análisis global, definiendo la posición como fabricantes, para presentarle al Gobierno cuál es nuestra visión

– ¿Pero hasta ahora no hubo reducción?

LPG.: Sigue siendo la misma carga.

– En Brasil, se dejó de vender ya el Fluence que se fabrica en Córdoba y, en la Argentina, está reduciendo su producción. ¿Ya definieron a su sucesor?

LPG.: Es verdad, El Fluence se dejó de vender en Brasil. Por el momento, mantenemos la fabricación en la planta de Santa Isabel. Obviamente, con un volumen menor porque es un modelo de nicho y se están explorando nuevas alternativas. Lo más seguro es que sea un sedán. Estamos en ese proceso de análisis para ver si es con producción o importación.

– La tendencia en esta industria es fabricar uno o dos modelos a gran escala. La planta de Córdoba muestra lo contrario.

LPG.: Hay un error en la interpretación de nuestra estrategia. Santa Isabel es una fábrica que vamos a concertar, como foco principal, en vehículos utilitarios. La nueva Kangoo y la pick-up Alaskan. Son los dos grandes vehículos de volumen para producción y venta local y, especialmente, para exportar. Adicionalmente, vamos a continuar con la fabricación del Logan, el Sandero y el Stepway como elementos para mejorar nuestra balanza cambiaria con Brasil.

– En ADEFA, subieron este año las estimaciones de producción y exportaciones por la mejora de Brasil. ¿Puede haber un nuevo ajuste positivo durante el 2018 a esas proyecciones?

LPG.: Las exportaciones aumentaron 30% en el primer bimestre. Por el momento, las cifras están en línea con esa previsión. Algunos son más optimistas pensando que el despegue de Brasil puede ser más fuerte. Pero mantenemos las proyecciones de 550.000 unidades de producción.

– La producción proyectada para las pick-ups de Córdoba (de Renault, Nissan y Mercedes-Benz) era de 70.000 unidades. Con la mejora de Brasil, la van a subir? ¿Puede haber más inversiones?

LPG.: Si Brasil sigue mejorando, lógicamente, vamos a tener que incrementar la producción. La capacidad de la planta de Santa Isabel, para los tres modelos, está en línea con ese volumen. Si hablamos de volúmenes adicionales, las inversiones vendrán en sintonía con la mayor necesidad de producción.