Las parejas adquieren malos hábitos y eso complica su peso

Aunque en alguna ocasión seguro que muchos lo pensaron, ahora es un hecho casi científico. Es que la Universidad de Queensland (Australia) confirmó con un estudio algo que muchos temían: estar en pareja engorda.

La investigación australiana estudió a alrededor de 15.000 personas y descubrió que aquellas que estaban en una relación de pareja pesaban una media de 5,8 kilos más que los solteros. Y no solo eso: según el estudio, las personas que estaban en pareja ganaban una media de 1,8 kilos al año.

“Estar en matrimonio (o en una relación seria) viene con obligaciones como las comidas familiares regulares”, señaló uno de los investigadores. “En compañía, la gente suele comer más cantidad y más calorías que cuando están solos.

Además, de acuerdo al estudio, es innegable que estar en pareja va muchas veces acompañado de comportamientos un tanto insanos como ver la tele acompañados de comida basura (véase amantes de Netflix), beber alcohol, etc.

El factor de sentirse cómodo con la pareja también juega un importante papel: “La gente que está en una relación no siente la necesidad de estar atractivos para atraer a una pareja”, señaló la doctora Stephanie Schoeppe a la revista New Scientist. “Por ello se sienten más cómodos comiendo más o comiendo más alimentos con altos niveles de grasa y azúcar”.