Los organizadores del festival Lollapalooza decidieron cancelar este domingo la tercera jornada, prevista para la noche, luego de que las lluvias caídas en la Ciudad y sus alrededores afectaran la zona del Hipódromo de San Isidro y debido a que las condiciones de seguridad no estaban garantizadas.

La determinación, tomada con muchas horas de anticipación, generó bronca e incertidumbre entre los espectadores, quienes entendían que “las condiciones climáticas iban a mejorar en el transcurso del día o que de última se podía haber pasado para el lunes”.

Por otro lado, la preocupación de los fanáticos se da porque los organizadores, “DF Entertainment”, sólo dentro de las próximas 48 horas darán los detalles de cómo se les devolverá el dinero de la entrada, un trámite que debería haber sido rápido y sellado en apenas un día.