El delantero Lionel Messi se sentó a dialogar con La Cornisa (América) y no sólo se mostró esperanzado de cara al Mundial de Rusia sino que también destacó sentir el apoyo de la gente: “En cualquier parte del mundo están esperando que Argentina sea campeón y que se me dé”.

“Hoy por hoy intento dejar al margen todo lo que rodea al fútbol y se dice, pero es complicado porque es un Mundial y la cabeza ya está ahí. Falta muy poco y todo pasa rápido. Tengo la suerte de estar jugando cosas muy importantes en Barcelona que me hacen centrar en eso y no mirar más allá, pero he visto por todo el mundo las ganas de que sea un gran Mundial para mi y que se nos dé”, explicó la Pulga para luego añadir que “mucha gente tiene el deseo de verme campeón y es impresionante”.

Aún así, Lio maneja las cosas con mesura: “Intento vivir el día a día y no quemar etapas de acá a junio, pero es increíble como en cualquier parte del mundo están esperando que Argentina sea campeón y se me dé”.