No quería entrar: lo buscaba por todos lados, pero por fallas propias o buenas respuestas de Augusto Batalla la jugada no terminaba en gol. Finalmente, una vez más en tiempo cumplido, llegó el grito del desahogo.

Boca rescató un empate agónico en la cancha de Atlético Tucumán, que le permite mantener una ventaja de seis puntos sobre el escolta, Talleres.

Fue 1-1, con un sabor agridulce para ambos equipos. En el local, porque vieron cómo se le escapó el duelo sobre el final. En el Xeneize, porque generaron situaciones de todos los colores y mereció más que un punto.

Javier Toledo marcó el tanto del Decano, a los 32 de la primera parte, mientras que Walter Bou sentenció la igualdad cuanto pasaban los 45 del complemento.

La próxima fecha, Boca recibirá a Talleres en la Bombonera. El duelo será clave de cara a la recta final del torneo.