En un partido histórico, Juan Martín Del Potro se impuso ante el suizo Roger Federer y se quedó con el Masters 1000 de Indian Wells, en Estados Unidos.

El argentino arrancó bien el partido y se llevó el primer set por 6-4. El segundo set fue más complicado. Terminó 6-6 y se tuvo que resolver con un muy parejo tie break que terminó 10-8. En uno de los puntos, Del Potro se perdió la chance de llevarse rápidamente el partido.

Este último fue uno de los más peleados durante la final. Aunque Del Potro se quedó con el primer game para retomar confianza después de haber perdido en el tie-break, el suizo no cedió tan rápido.

Impecable, Federer se mostró muy determinante en no cometer errores. Aunque el argentino ganó uno de los mejores games del set, en el 4-3, sin dejarle margen al número uno.

Cuando parecía que todo estaba perdido, con doble match point para el número uno, Del Potro quebró uno de los puntos más decisivos del partido y quedaron 5-5 iguales.

Después del 6-6, ambos jugadores volvieron a enfrentarse en un tie-break, en donde el argentino se lució con soltura y se llevó el partido con un histórico final de 7-2.

El tandilense, que el sábado eliminó al canadiense Milos Raonic en semifinales, alcanzó su segundo título del año después del ATP de Acapulco (México) y el primero de la serie Masters en su historial.

Hasta hoy, el argentino perdió las tres finales disputadas en torneos de esa magnitud: Toronto (Canadá) ,Indian Wells y Shanghai (China) en 2013.

Federer, campeón este año en el abierto de Australia y Rotterdam, y ganador de seis títulos en Indian Wells (el último en 2017), lidera el historial sobre Del Potro con 18 victorias contra seis derrotas.

La última vez el tandilense se impuso sobre el suizo fue en el Abierto de los Estados Unidos, el año pasado.