En primer lugar, llegó al Club Atlético Talleres Rosario Puerto Belgrano de Villa Gobernador Gálvez para entregar al presidente de la institución, Luciano Alamanni, un aporte de 350 mil pesos que servirá para solventar gastos de la construcción de infraestructura en las instalaciones de la entidad.

“Felicitaciones por lo que hacen todos los días. Nos llena el alma de alegría entrar al club y verlo repleto de familias, de jóvenes, practicando distintos deportes. Es el corazón de una juventud que afortunadamente la tenemos contenidas en estas instituciones. Todas cumplen un rol social muy importante”, indicó el gobernador, quien estuvo acompañado por el intendente de la ciudad, Alberto Ricci.

El aporte servirá para completar obras de construcción de un quincho de grandes dimensiones que será de gran utilidad para los socios, ya que “el club no sólo desarrolla actividades deportivas sino que sirve de encuentro para las familias”, destacó el presidente de Talleres.

Lo propio hizo en el Club Atlético San Telmo de Funes, donde acompañado por el ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez, el intendente Diego León Barreto, y la presidente del club, Débora Edreira, participó de la inauguración del piso de madera de la institución donde practican básquet, voley y patín.

“Qué bueno es ver lo que se logra con el esfuerzo de los interesados, con el esfuerzo de un grupo de hombres comprometidos con una institución, poniendo todo de sí, tiempo, esfuerzo, dinero, para sacarlos adelante, para hacer obras y para lograr que todos estos pibes tengan un momento de felicidad”.

“El deporte no es sólo actividad física, es cultura, es educación, es formación, integración social, diversión y al mismo tiempo disciplina, aprender a convivir con otros, a trabajar en equipo. Por eso el papel de las instituciones deportivas, 1.400 en la provincia de Santa Fe, es fundamental en la formación de nuestros niños y jóvenes y para tener deportistas y atletas de alto rendimiento tan destacados a nivel nacional e internacional. Son un ejemplo para otras instituciones y para la sociedad, ojalá en los gobiernos tuviéramos gente tan comprometida y honorable y con tanta garra como en este club”, finalizó Lifschitz.

El club recibió el año pasado un aporte a través del programa Buenas Prácticas por 450 mil pesos que destinó a la refacción de un espacio multideportivo.