La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal intervino este viernes un departamento céntrico en el que se concretaba una demolición sin el debido permiso. Se constataron daños en una vivienda lindera y se clausuró la obra.

El secretario Guillermo Turrin confirmó que personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) procedió a la clausura en un departamento ubicado en Sarmiento al 1500. En el lugar se estaban ejecutando tareas de demolición sin la debida habilitación.

En tanto, se determinó que estas tareas habían ocasionado averías en un departamento vecino. Ante la falta registrada, se decidió cerrar el inmueble impidiendo que se continúe con la demolición en forma ilegal.

“Estamos ante un grave incumplimiento de la norma que pone en riesgo la vida de las personas que habitan la zona. Cómo Estado municipal dispusimos el cese de esta acción que promueve inseguridad para los vecinos”, explicó el funcionario.