En el marco de la planificación de la ciudad, “hemos tomado la decisión de comprar un terreno de 2,7 hectáreas ubicado en un lugar estratégico de la ciudad, con asfalto y otros requisitos indispensables para el funcionamiento de una nueva Maestranza”, señaló Scarpin destacando que con las últimas incorporaciones de maquinarias el actual espacio resulta pequeño.

“Además de la compra del terreno, el objetivo para 2019 es elaborar el proyecto ejecutivo del edificio y, concluida la obra, hacer el traslado programado de Maestranza”, señaló el mandatario.

“Avellaneda trabaja para ser una ciudad moderna, y en ese camino una nueva Maestranza es necesaria. Para seguir brindando servicios de calidad, avanzar en obras públicas y para que el Personal Municipal tenga un espacio cómodo y adecuado para desarrollar sus actividades”, destacó.