La Cámara Federal porteña, en fallo dividido, ordenó la libertad de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en la causa por la deuda del impuesto a la transferencia de combustibles de la empresa Oil.

Los jueces Eduardo Farah y Jorge Ballestero decidieron un cambio en la calificación del delito, y los dejaron procesados por la figura de “apropiación indebida de tributos”, lo que posibilita la libertad de los imputados.

El fallo también deja procesado al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray por esa misma figura de apropiación indebida de tributos, y como en su caso era funcionario, la figura es más gravosa para él.

El juez Julián Ercolini los había procesado por fraude en perjuicio de la administración pública, oportunidad en la que sostuvo que los acusados habían entorpecido la investigación con la venta de acciones.

Ahora la Cámara modifica la calificación y revocó la prisión preventivaordenando la libertad de los empresarios.