El gobernador Miguel Lifschtiz

“No hay ni techo ni piso, pero tenemos poco margen para movernos”, afirmó esta mañana el gobernador Miguel Lifschitz, al referirse a las negociaciones por salarios que se llevan adelante con los gremios de los trabajadores estatales, incluidos los docentes.
Por qué importa: Los trabajadores del Estado cumplieron un paro de 48 horas que terminó ayer y hoy el Gobierno debería realizar una nueva convocatoria a reunión paritaria para tratar de destrabar la compleja cuestión de la recomposición salarial para ese sector.

 

El mandatario brindó declaraciones a la prensa en Granadero Baigorria, donde participó de la presentación de obras en el Acueducto del Gran Rosario que beneficiarán a unos 600 mil vecinos de la región. Lifschitz habló de la importancia de esas obras, pero la agenda gremial se impuso.

Al ser consultado sobre sí hoy habrá o no convocatoria a los gremios, el titular del Poder Ejecutivo remarcó: “No tengo precisión si será hoy, es probable que así sea y el ministro de Gobierno está en ese tema. La idea era retomar conversaciones la semana próxima para ver de llegar a una propuesta de cierre y que permita resolver el conflicto”.

 

Lifschitz reiteró que el contexto nacional en el que se discute salarios con los empleados estatales no es el mejor. “Vamos a conversar (con los gremios), no tenemos mucho margen, lo dijimos de entrada, pero siempre hay predisposición para encontrar una salida”, expresó.