Lo que apareció como un rumor hace algunos días ahora es oficial. Android Wear desaparece como marca y el sistema operativo de Google para wearables toma un nuevo nuevo.

Wear OS by Google

Al llamarle Wear OS, Google le quita el peso de ser Android al sistema operativo para relojes y otro tipo de wearables, que -aunque comparte cosas con Android- es compatible tanto con ese sistema como con iOS.

Aunque muchas marcas apostaron por el ahora llamado Wear OS, no ha conseguido un gran impacto como en teléfonos, ya que los lideres con Apple y Fitbit, cada uno con su propio sistema, y otras compañías como Samsung también usan su propia apuesta.

La idea con el rebranding es dejar en claro que el sistema no es Android ni tiene una exclusividad de compatibilidad con ese sistema operativo, y es probable que sea una buena idea.