Es una de esas historias lindas que tiene nuestro fútbol. Es uno de los más grandes jugadores que dieron los potreros de Argentina, de esos futbolistas que llevaban la pelota en el alma y así salían a la cancha, con desparpajo y desfachatez.

Pero hoy por hoy, René Houseman la está pasando mal. El año pasado le diagnosticaron cáncer de lengua y desde entonces el Loco la pelea todos los días, con ayuda de mucha gente y también de la AFA.

Ahora, el campeón del mundo con la Selección argentina en 1978 necesita dadores de sangre, en lo posible factor Rh 0 negativo. Quienes puedan donar deben presentarse en la Fundación Hemocentro Buenos Aires, situada en la Av. Díaz Vélez 3973, de lunes a viernes de 8 a 18 y los sábados de 8 a 12.