La empresa Oil Combustibles en San Lorenzo atraviesa una crisis muy importante. Desde principio del mes no cuenta con combustible para abastecer a su red comercial –actualmente negocia con Pampa Energía y Trafigura, dueña de Puma– y paralizada, pone en riesgo puestos laborales y también enciende un alarma por la seguridad ambiental. Para los trabajadores, la empresa es rentable mientras que desde el gobierno se ensayan alternativas para reavivarla.

En contacto con el programa Radiópolis de Radio2, Eduardo Reynoso, operario de Oil Combustibles, consideró: “La refinería es totalmente rentable”. “Con la planta paralizada, hay un peligro ambiental importante”, advirtió en relación al peligro que implica el parate en una planta que contiene materiales de riesgo y unos 25 mil metros cúbicos de hidrocarburos. Además, sostuvo: “No tenemos materia prima, no podemos procesar y no se puede hacer la producción de nafta, gasoil y derivados del petróleo”.

Este miércoles, los ministros de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, y de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini, se reunieron en San Lorenzo, con el intendente local, Leonardo Raimundo, trabajadores de la empresa, transportistas y representantes del Sindicato del Petróleo, a los fines abordar la situación que atraviesa la empresa ante la crisis que provoca el cese de sus actividades.

Al respecto, Speranza señaló: “Ya iniciamos contacto con la empresa, queríamos escuchar al intendente y a los trabajadores para delinear acciones concretas en pos de mantener estas fuentes de trabajo y garantizar el cuidado del ambiente” y agregó: “Vamos a realizar las gestiones correspondientes ante las autoridades nacionales competentes y ante el juez a cargo del concurso, para destrabar el conflicto y lograr la continuidad de la empresa”.

Por su parte, Genesini remarcó la importancia de “sostener la continuidad de los puestos de trabajo de una planta que ya está paralizada. Debemos trabajar de manera conjunta en la búsqueda de alternativas para intentar encauzar la actividad y mantener los puestos de trabajo”.

En ese sentido, Raimundo destacó la “necesidad de preservar los puestos laborales, por el bienestar de las familias de los trabajadores y para evitar el riesgo ambiental que ocasionaría la parálisis de la planta”.

Del encuentro participaron además la diputada provincial, Claudia Moyano; el secretario de Medio Ambiente, César Mackler; el subsecretario de Legal y Técnica, Juan Carlos Della Rosa; junto a transportistas y trabajadores de la empresa.