El secretario de Gobierno se refirió a las gestiones para el tratamiento de residuos en la ciudad.

Gómez indicó que el tratamiento de residuos “es un problema que atraviesa a todas las localidades de la provincia hay un marco legal con una ley provincial muy restrictiva respecto al procedimiento pero no había ninguna política pública activa a los efectos de poder financiar las actividades que implica cumplir con esa ley”.

Agregó que “una de las exigencias que planteó el Ministerio de Ambiente de la provincia para financiar este tipo de actividades era la conformación de un consorcio para generar un volumen de escala de tratamiento de residuos y Esperanza se puso al frente de ese proceso”.

Ante ello, explicó que “se conformó el consorcio del Departamento las Colonias y se preparó un proyecto de cómo debería funcionar el tratamiento y la disposición final de los residuos en un marco optimo conforme a lo que establece la ley para todo el Departamento, con dos playas de transferencia en determinadas localidades y una playa final de disposición en lo que hoy es el Limpes de Esperanza”.

Especificó que se trata de “un proyecto de 72 millones de pesos aproximadamente que la provincia presentó ante Nación pidiendo soporte y acompañamiento para poder financiarlo”.

No obstante, explicó que “en el mientras tanto y ante la urgencia que vive la ciudad de Esperanza se tratará de poner en funcionamiento el Limpes de forma mucho más rápida para no esperar esos fondos provinciales, lo cual requiere una serie de acciones y de compra de maquinarias que ya fueron licitadas”.

Destacó que la inversión “será con Obras Menores ante lo cual los concejales entendieron la importancia de esto, la propuesta del Ejecutivo y acompañaron la ordenanza destinando cinco millones de pesos para la compra de maquinaria”.

Agregó que “para poder adjudicar la compra de esa maquinaria se está a la espera de que la provincia saque la resolución de aprobación del proyecto de Obras Menores”, pero aclaró que “no se va a esperar la llegada del dinero sino que se financiará con dinero municipal que luego se recuperará con los fondos provinciales”.

Además, sostuvo que “actualmente se está trabajando en el Limpes con maquinaria municipal para terminar de adecuar las celdas, para que esté perfectamente impermeabilizada y tenga todos los taludes para evitar que los líquidos vayan a las napas”.

Gasoducto regional

Respecto del gasoducto, Gómez definió que “es una obra importantísima, con un alcance y un impacto regional muy importante, y un impacto doble para Esperanza”.

Bregó para lograr “lo que estamos buscando en colaboración y con el acompañamiento de la Secretaría de Energía de la provincia, a través de Verónica Geese, una esperancina que está muy comprometida con el tema y tiene una impronta muy marcada respecto de la necesidad de que esa obra tenga una derivación específica para que pueda administrar la subdistribuidora municipal Sapem y se pueda garantizar la provisión de gas para el crecimiento futuro de la ciudad”.

Agregó que “también esto permitiría a todo pequeño y mediano industrial que califica para ser asistido por la subdistribuidora pueda tenerlo más algunos que van a estar en el Parque Industrial, con lo cual es una obra estratégica para el vecino residencial pero también para las Pymes de Esperanza y el futuro del Parque Industrial”.

Puntualizó que “es una obra que supera los mil millones de pesos con lo cual también es generadora de mano de obra en la zona, de consumo, tiene un impacto directo e indirecto para toda la región”.