Concejales de Venado Tuerto en la apertura de sesiones

Esta vez la tribuna estuvo casi vacía, sin las hinchadas respectivas que aparecen en cada apertura del año legislativo y la sesión se pareció a una de siempre en el edificio de Vías y Obras. El presidente del Cuerpo, Fabián Vernetti fue el encargado de anunciar que el mandatario envió en reemplazo de su habitual discurso dicho en vivo y en directo, una larga nota de 54 páginas con el informe de gestión y los proyectos para el presente año. Por supuesto la decisión fue pasarlo directamente a comisión sin leerlo en el momento.

La ausencia de Freyre

“La nota distintiva fue la ausencia del intendente, José Luis Freyre, no está bueno que eso pasé, no ayuda al diálogo, ni a los consensos. Nosotros vinimos a escuchar cuales habían sido las políticas que implementó el Municipio y cuáles eran las proyecciones del gobierno hacia el 2018. Y no lo pudimos lograr porque el intendente no concurrió y esto sucedió por primera vez en diez años”, destacó al final de la sesión el concejal radical, Leonel Chiarella.

Por su puesto luego de las declaraciones del mandatario local con las fuertes críticas realizadas al joven edil fue lógico que los periodistas presentes acudieran en busca de sus declaraciones.

En ese sentido, Chiarella insistió con la comparación que más ofusco al intendente y volvió a relacionar su ausencia con el faltazo de Cristina Fernández de Kirchnner el día del traspaso del mando presidencial, “ambos hechos demostraron la falta de institucionalidad”, recalcó.

Seguidamente consultado sobre si había escuchado las declaraciones del intendente en el mediodía del miércoles, respondió que sí y sostuvo: “En primer lugar hay cosas que no podemos dejar pasar que es el respeto a los valores, la respuesta del intendente fue con insultos, agravios, con una agresión hacia mi persona” e insistió: “yo creo en los valores y uno de los más importante que tenemos es el respeto y el intendente no lo tuvo”.

De todos modos manifestó: “Lo importante sigue siendo que la ciudad tiene problemas, los vecinos salen a sus puertas y ven que las calles están en mal estado, que el 50 % de la ciudad tiene zanja, que a la vuelta o enfrente de su casa se vende drogas, que les llega las cuentas de los servicios públicos y no puede pagar. Y creo que mi función como concejal y mis energías están puestas en resolver esos problemas”.

En ese sentido insistió: “El intendente que es la máxima autoridad de la ciudad utilice todo ese tiempo que destina para criticarnos a nosotros que lo use para solucionar esos problemas. Y mi respuesta es con trabajos y propuestas”.

Así luego de enumerar distintos proyecto presentados por el bloque radical, resaltó: “Siempre nos chocamos con la misma pared, con las críticas, las descalificaciones. Nosotros venimos a plantear otra forma de hacer política”.

Finalmente, Chiarella, sostuvo que le sorprendió “el nivel de agresividad del intendente” y espetó: “Se cruzó un límite y espero por lo menos una disculpa”.