En la sede del Instituto, representantes del  Sanatorio Reconquista (Reconquista), Sanatorio Norte (Avellaneda), Sanatorio Avellaneda (Avellaneda), Clínica Santa Fe (Las Toscas), Clínica Ocampo (Villa Ocampo), Clínica San Roque (Vera), Clínica Sagrado Corazón (Calchaquí) reclamaron a la conducción de Iapos la actualización de los aranceles, que desde julio pasado están congelados.

Como respuesta obtuvieron el compromiso de las autoridades provinciales de mejorar los cánones de pago de las prestaciones, aunque se deberá esperar a que arribe a un acuerdo la partitaria central. Hasta tanto no se sepa en qué porcentaje acuerdan los estatales, no se podrá tener claro el nivel de actualización de los servicios médicos, indicaron desde el Iapos.

Los prestadores privados pasaron a cuarto intermedio hasta esta noche cuando en una reunión en Reconquista se evalúe cuáles son los pasos a seguir. Por ahora, la medida de corte del servicio quedó en suspenso.