El sistema de estacionamiento medido fue retirado temporalmente del radio céntrico de la ciudad hasta tanto se implemente la nueva modalidad que incluirá el uso de la tecnología. El primer llamado a licitación quedó desierto y el proyecto se tuvo que rehacer. Es por eso que los automovilistas gozarán de algunos días de licencia extra para seguir aparcando de manera gratuita.

“Esperemos poder acelerar los tiempos y que se implemente cuanto antes. Sabemos de la necesidad que existe de recobrar el servicio dado que no es sencillo estacionar en ciertos sectores de la ciudad”, contó Pablo Tomat, secretario de Gobierno, al respecto del tema. El funcionario estuvo reunido con los ediles de la ciudad para redefinir el proyecto de ordenanza que sería aprobado en la sesión del viernes por la mañana.

El principal obstáculo con el cual se encontrado desde el DEM en la licitación inicial fue que las empresas no estaban dispuestas a considerar al personal. De esta manera, los empleados que fueron reubicados ante el cambio de sistema, deberán continuar en los puestos que se les asignaron.

Tomat aseguró que el estacionamiento medido ayudó a la desconcentración de automóviles en el radio céntrico. Aunque con el correr del tiempo se volvió un método obsoleto y poco ágil para los ciudadanos. Por eso tomaron la determinación de incorporar la tecnología.

Una vez que el nuevo llamado tenga un ganador, se comenzará con la instalación de los aparatos electrónicos que sean necesarios e incluso se ampliará la zona de influencia que está decretada por ordenanza.