En la noche de este martes se registraron nuevos casos de quema de pastizales en las rutas próximas a la ciudad de Santa Fe. Se trata de una modalidad que se volvió costumbre y que preocupa ya que en lo que va del año “llevamos 660”, lo que representa un promedio de 9 casos por día.

Así lo precisó en diálogo con LT10 Daniel Almada, jefe de Bomberos de Santa Fe quien explicó que dependiendo de la magnitud del incendio “implica el movimiento de un autobomba y de personal”.

“En su mayoría es un desmalezamiento de un terreno, una quema controlada que se descontrola, pero a veces son intencionales”, contó.

En ese sentido, expresó que “es complicado determinar quién fue el autor del hecho”.

Uno de los incendios registrados este martes tuvo lugar en el kilómetro 136 de la Autopista Santa Fe-Rosario sentido ascendente mano a Santa Fe.

En el lugar, Bomberos Zapadores del cuartel de Santo Tomé estuvieron más de 3 horas intentando apagar las llamas, objetivo que finalmente lograron alrededor de las 4 de este miércoles.

Una situación similar se desarrolló en la ruta 11 a la altura del Santa Fe Rugby Club.

Este tipo de procedimientos, generalmente utilizados para cortar el pasto, pone en riesgo a los vecinos de la zona y afecta al tránsito porque la presencia del humo dificulta la visibilidad.

En tanto, en el acceso norte a Santo Tomé continuaba la quema en la mañana de este miércoles.